viernes, 6 de junio de 2008

El EXORCISTA (1973) De William Friedkin


En el 73 una película de terror sacudió al público creando gran polémica, desasosiego y un éxito de taquilla casi sin precedentes en el género que nos ocupa. William Peter Blatty, escritor de la novela y adaptador de la misma al celuloide, escuchó unas declaraciones del realizador de cine William Friedkin en las que afirmaba que su novela “El Exorcista” era, en sus palabras: “Un montón de mierda”. El escritor, en lugar de ofenderse, le contrató para dirigir su adaptación, una decisión acertadísima a la vista del resultado. El libro estaba basado en un hecho real en el que el poseído era un muchacho de 14 años.

Una película en la que el mal, representado por el demonio en persona, esta presente en cada fotograma, en cada macabro detalle (las imágenes profanadas de la iglesia, el ojo tuerto de un trabajador del metal en la India, el hallazgo de una reliquia satánica en el desierto…) y que, el al igual que en todas las grandes películas del género, se inserta en un escenario de completa normalidad que hace el asunto aun más aterrador. Una niña inocente y muy dulce se convierte gradualmente en un ente demoníaco a través de la posesión de un espíritu que afirma ser el demonio mismo. El padre Karras -magnífico Jason Miller-, torturado por su crisis de fe y la reciente muerte de su madre (presentada oníricamente en una escena que pone los pelos de punta) necesitará la ayuda de un exorcista, en este caso el padre Merrin (como siempre estupendo Max Von Sydow) que ya luchó con el diablo en Africa. Ambos contrincantes estarán condenados a encontrarse una y otra vez, como simboliza el impresionante plano en el que Merrin permanece en pie ante una estatua de Satán a la vez que, a su lado, dos perros se pelean rabiosos.

El estudio sobre la fe, la división entre ciencia y espiritualidad, así como la sugerencia de otros mundos bajo el que conocemos es fascinante. Las escenas memorables se suceden una detrás de otra, aunque los continuos plagios, secuelas, parodias, y demás revisiones humorísticas de este clásico del cine, han logrado mermar su potente mensaje para algunos espectadores. No obstante su atmósfera no ha perdido ni un ápice de su fuerza de inquietud. La película batió en su primera semana el record de recaudación de otros films como “Lo que el viento se llevó” o “El Padrino”, convirtiéndose en un fenómeno social que a veces desembocaba en histeria, está registrado que los casos de supuestas posesiones demoníacas aumentaron tras el estreno, por ejemplo la historia en la que se basa la reciente (y mediocre) “El Exorcismo de Emily Rose” es la de una niña alemana epiléptica que se creía poseida. Probablemente tras afectarle profundamente el visionado del film.

Las anécdotas sobre el rodaje (sean leyenda o realidad) darían para hablar mucho sobre ellas, desde las técnicas de Friedkin para captar el miedo de sus actores -por ejemplo, disparándoles con balas de fogueo- o los supuestos fenómenos paranormales y muertes extrañas que perturbaron el desarrollo de la filmación. Leyenda esta de la que no se han librado otros clásicos como “La Semilla del Diablo” o “Poltergeist”. La pequeña Linda Blair, que estuvo estupenda como la poseida Regan, nunca remontó en su carrera de actriz, lo cual algunos iluminados han atribuido a un castigo divino por intervenir en este clásico.

Una película en fin, por la que se han escrito ríos de tinta y que por muchos años que pasen y mucho que se deforme su mensaje, jamás perderá su poder perturbador.

9 “Gooble gobble, one of us!”:

Tyla dijo...

Una coletilla del tipo "la película más terrorífica de la historia" puede parecer exagerada e incluso cómica, si se aplica al 99,9% de películas.

Pero en el caso de "El Exorcista", es totalmente apropiada.

Terrorífica de verdad y cinematográficamente perfecta. A mi juicio, no sólo la mejor película de terror jamás filmada, sino una de las mejores películas de la historia, en general.

BUDOKAN dijo...

Qué buen análisis el que haces de esta obra maestra del terror que reafirmó el género. Saludos!

Pliskeen dijo...

Un clásico que ha dejado una gran huella en el género y en el propio espectador. Un film inigualable, con atmósfera perturbadora.

Hoy día la caracterización de Linda Blair sigue dando escalofrios.

Saludos ;)

Cecil B. Demente dijo...

Yo la vi de peque y nunca he querido recuperarla, no quiero estropear el recuerdo que tengo de ella, y que todos esos plagios y parodias pueden haberle hecho como tu bien señalas. Coño! ¡Si hasta en la disco bailabamos un bakalao con la mítica frase de "has visto lo que hace la cerda de tu hija"!

Nelson, un habitante del patio dijo...

El cine de horror tiene un antes y un después con "El Exorcista".
Perturbadora - como dice Igor- es la palabra que define ,a este clásico absoluto del cine de horror.
Saludos,

yorgos dijo...

una de las mejores películas del género sin duda.

aún recuerdo cuando de pequeño me moría de miedo cuando la chiquilla bajaba las escaleras.

saludos!

darkerr dijo...

Sorprendente que aun hoy en dia sea un film tan estremecedor, es que esta muy bien hecho, es muy inquietante, a pesar de que la cabeza que da vueltas ya no sea tan convincente como antes,el resto es inmejorable. Saludos.

M.I. dijo...

A mí nunca me gustó la película que llegó a las pantallas. Había demasiados aspectos que no saciaban mi curiosidad. Sin embargo, esa sensación desapareció cuando vi el montaje del director. A mi entender, muchísimo mejor que la que se comercializó.

Carolina Yáñez Giuliucci dijo...

Más allá de las escalofriantes escenas y del morbo, creo que este film da para otros análisis, por ejemplo: que una niña adolescente golpeada recientemente por el divorcio de sus padre, que se encuentra bajo la custodia de su madre, una actriz, que se desenvuelve en medio de filmaciones, fiestas, frivolidad, es el blanco perfecto para que el "mal" entre en su vida. Pero la unión familiar puede evitar muchos males.