miércoles, 25 de junio de 2008

INGRID PITT, LA VAMPIRA QUE VINO DEL FRÍO


Comenzamos una entrada dedicada a la vampira más famosa de nuestra querida Hammer. Su cuerpo de modelo, sus ambiguas miradas y su talento para afrontar todo tipo de escenas sin despeinarse (asesinatos, lesbianismo,baños de sangre etc...) convirtieron a Ingrid Pitt en el prototípo de vampira maligna y depredadora que tanto interes sigue despertando en los cinéfilos. Sus apariciones en festivales de cine de terror reunen siempre a cientos de fans por lo que no cabe duda de que estamos ante una verdadera actriz de culto... a pesar de que su reputación es debida a solo ¡dos películas!

De nombre real Ingoushka Petrov y nacida en Polonia (1937), su infancia no fue lo que se dice un lecho de rosas. Pasó tres largos años encerrada en el campo de concentración de Ravensbruck, donde murió su madre y tras la liberación del régimen nazi pasó por varias familias adoptivas y orfanatos hasta que a los 18 años decidió emigrar a Alemania del Oeste para probar suerte como modelo y actriz. En su periplo mundial hizo apariciones esporádicas en cine (por ejemplo en 1968 hizo "El Desafío de las Águilas" junto a Clint Eastwood o sin ir más lejos su propio debut en "Doctor Zhivago" como extra) y realmente curioso es el hecho de que la señorita Pitt hizo de guiri objeto del deseo del mismísimo Manolo Escobar en la españolada “Un Beso en el Puerto”. En declaraciones recientes, Ingrid comenta al respecto: “Manolo se las daba conmigo de perfecto caballero español. A su tonta manera, era divertido”. También en España rodó su primera película fantástica “El sonido de la muerte” a las ordenes de Jose Antonio Nieves Conde, de la que guarda muy buen recuerdo.

Cuando se asentó en Gran Bretaña entró al fin en la Hammer, productora siempre dispuesta a contratar a todo tipo de bellezas para sus películas sin ni siquiera fijarse en sus capacidades interpretativas. Por suerte esta vez dieron en el clavo. El mismo año (1970), Roy Ward Baker y Peter Sasdy fueron los directores que la lanzaron como protagonista de dos películas clave del vampirismo Hammeriano. La primera “The Vampire Lovers”, libre adaptación del famoso “Carmilla” de Sheridan Le Fanu (al que “Drácula” le debe mucho), sobre la turbulenta relación entre la condesa vampírica del título y una muchacha inocente que poco a poco se siente atraída por ella. Ingrid le dio al papel un toque de ambigüedad pasiva que se corresponde perfectamente con el de su alter ego literario. La turbulenta mezcla de deseo y maldad se quedaron grabados en la retina del espectador además de su terrible carisma escénico, igualado por muy pocas “starlettes” de la Hammer.

Ocultando tras el velo uno de los aparatosos maquillajes de "Condesa Drácula"

En “Condesa Drácula”, por su parte, Ingrid se mete en la piel nada menos que de la terrible Erzsebet Báthory, la condesa de la vida real que asesinó a cientos de chicas vírgenes en su creencia de que bañándose en sangre de doncella lograría retrasar los efectos del envejecimiento. La película de la Hammer al respecto tiene muy poca base histórica pero resulta un entretenimiento de primera, lleno de oscuras intrigas palaciegas y una interpretación genial de la señorita Pitt, que lo mismo se mete en la piel de una condesa decrépita y de maneras altivas que seduce a todos en su rejuvenecido cuerpo, que aquí incluso luce desnudo en la famosa escena en que es sorprendida duchándose con la sangre de sus víctimas. Antes del rodaje, Ingrid se encontró con el productor James Carreras en una cena y este le comentó que Peter Sasdy quería para el papel de Erzebet a Diana Rigg, la mítica estrella de "Los Vengadores". Ni corta ni perezosa, Pitt se presentó al día siguiente en el estudio para convencer a los responsables de que el papel estaba hecho para ella.

Y eso a pesar de que realmente le fastidió bastante el hecho de que doblaran su voz en la película. "No entiendo porque lo hizo. Por aquel entonces ya había aparecido en una media docena de películas habladas en ingles y no había tenido ninguna queja. Dijo que ya que la Condesa pertenecía a la realeza debía tener un fortísimo acento inglés. ¡¡¿En Hungría?!!". De todas formas si escuchamos su voz en "The Vampire Lovers" donde además comparte cartel con la estrella Peter Cushing, en una aparición improvisada a poco de comenzar el rodaje. El tono erótico de la cinta -hoy algo más inocente- provocó numerosos recortes de la censura, pero a pesar de que este elemento se amplificó con motivos comerciales, lo cierto es que no empaña el resultado final.

Las "Hammer Girls" de "The Vampire Lovers", capitaneadas por Ingrid.

En sus propias palabras “La sexualidad es algo muy complicado. Por eso no me escandaliza la directa conexión entre la sangre y el sexo que establecen mis personajes de “The Vampire Lovers” y “Countess Drácula””. Y de un estudio terrorífico a otro. Apreciable es también su aportación a "La Mansión de los Crimenes" ("The House That Dripped Blood") , uno de los mejores filmes de sketches de la Amicus. También podemos verla como bibliotecaria en otra película mítica del género, “The Wicker Man” -de cuyo rodaje guarda grandes recuerdos- junto a Christopher Lee, pero su gran aportación como "Scream Queen" histórica reposa sin duda entre las imágenes de sus papeles Hammerianos.

En la actualidad Ingrid sigue levantando pasiones y codeándose con sus fans en convenciones de cine de terror y demás eventos. Su carrera se centra en la literatura habiendo publicado ya una buena cantidad de libros-ensayo con temática ocultista o macabra. Entre ellos “The Ingrid Pitt Book of Murder, Torture and Depravaty” sobre personajes como Ivan el Terrible, Calígula o Mengele, o también “The Ingrid Pitt Bedside Companion for Ghost Hunters” sobre fantasmas y casas encantadas famosas del mundo. Tiene además otros estudios sobre vampirismo, científicos locos, la argentina de Perón, alguna novela de espionaje y por supuesto su propia autobiografía.


Para más info, su página web:

PITT OF HORROR

10 “Gooble gobble, one of us!”:

Fantomas dijo...

Gracias por pasar por mi blog. De Ingrid Pitt solo he visto las cintas de vampiros realizadas por la Hammer y la pequeña participación que tuvo en la cinta "The Wicker Man".

Muy buena reseña y muy buen blog, el cual ya he agregado a mi sitio.

Saludos.

Sam_Loomis dijo...

Siempre es bueno recordar las Hammer films, y claro Ingrid Pitt aunque no he visto mucho de ella, es de esas actrices icónicas en el género.

Saludos

Pliskeen dijo...

Que alegrías nos han dado estas voluptuosas mujeres de la Hammer.

De las Vampire Lovers, a mi gusto Ingrid Pitt y Kate O'Mara eran las más hermosas.

Excelente artículo ;)

Saludos :)

Sir Jack Torrance dijo...

que mujer!! no solo irradia fuerza y es un pivon,si no que además escribe libros sobre temas amcabros!!la mujer perfecta si o si??? me hago asiduoa su blog señor.es como una droga!

Quimerico Inquilino dijo...

Ummmmh! Has tocado una de mis debilidades, jejeje... Buen artículo, sí señor.
Por cierto, estupenda la foto de la "Vampire lovers". Me la guardo!!

Un saludo!

Tyla dijo...

Fascinante mujer. Como bien decís, irradia sensualidad. Aún sin proponérselo.

Yo me figuro que debía ser hasta incómodo para ella el ir a comprar el pan y que el panadero se derritiese al verla.

Anónimo dijo...

Precisamente ayer vi "Las amantes del vampiro" -buena forma de estrenar el año, pardiez- y me impactó mucho esa combinación de vampirismo y lesbianismo. Los camisones transparentes y las marcas de colmillos junto a los pechos aumentan el ambiente siniestro. Sólo un defecto: la brevedad del personaje de Peter Cushing.

Gallega dijo...

La verdad que si Ingrid Pitt es un icono, aparte de que era una gran persona era de esas actrices que nunca se olvidara. Siempre nos quedaran sus películas y sus libros.

Hablando de sus libros me podrían pasar los títulos de todos los que ha escrito?

¿Sabéis si lo sacaron también en castellano?

Saludos Cordiales.

Anónimo dijo...

Good sait, its very interesting//

Anónimo dijo...

Good Article
http://www.medcareforyou.com/product/bystolic/