lunes, 13 de octubre de 2008

LA FRUSTA E IL CORPO [The Whip And The Body] (1963) De Mario Bava


Tras la experiencia “peplum” de “Hercules en el Centro de la Tierra”, Mario Bava volvió a incursionar en el terror gótico al estilo “La Máscara del Demonio” con una cinta que, a pesar de ello, rompe con el tono clasicista de aquel gran film, presentándonos algo que podríamos definir como una historia macabra de amor bizarro, o quizás como un melodrama de suspense con un toque enfermo que no hace sino revalidarse a cada nuevo visionado. Una maravilla más del maestro italiano que fascina, estremece y sorprende a partes iguales.

Resulta curiosísimo que la imprescindible Barbara Steele no fuera la protagonista del film. Se han contado toda clase de rumores para justificar su ausencia en “La Frusta e Il Corpo”, desde que la estrella del gótico se encontraba ocupada con otros compromisos actorales (“Fellini 8 ½” o “L´o Spettro” son los más citados) hasta que Bava o ella misma declinó la posibilidad de trabajar de nuevo juntos, debido a un mal entendimiento en el rodaje de “La Máscara del Demonio”. Fuera cual fuera la causa es una verdadera lástima que la Steele se quedara fuera de la siguiente obra maestra de Mario Bava, pero fue una eventualidad que el director supo sortear con la contratación de Daliah Lavi, una belleza inquietante similar a la de la Steele y con unas buenas dotes interpretativas que la permiten sostener en sus hombros el peso de toda la película, a pesar de su juventud (23 años contaba en la época del rodaje del film).

Como apoyo de la actriz tenemos la lujosa presencia de Christopher Lee, que por estas fechas se encontraba en pleno periplo europeo y encadenando varios rodajes en Italia. Uno de ellos fue la propia “Hercules en el Centro de la Tierra” donde trabajó por primera vez con Mario Bava, con el que tuvo una estupenda relación a nivel profesional. Este buen entendimiento más allá de nacionalidades, hizo que el director insistiera a la productora para contar con el mítico actor inglés para su nuevo y extraño film. Lee, nada reacio a trabajar en proyectos foráneos y aun lejos de que esta apertura de mente le llevara a estrellarse en varios bodrios de gente como Jesús Franco, aceptó encantado el papel de Kurtz, que no deja de ser una repetición de sus clásicos villanos “hammerianos”, pero que contiene a la vez numerosos puntos de ruptura con el estilo de sus interpretaciones anteriores.

El resto del "cast" se repartió entre una mezcla de americanos e italianos, provocando el previsible batiburrillo de lenguas habitual en todos los films de Bava.

Una pena que estos grandes clásicos solo puedan encontrarse en versiones dobladas–la mayoría de las veces de forma mediocre-. En el caso de “La Frusta E Il Corpo”, todos los actores declamaron sus diálogos en ingles y en la versión italiana se doblan a si mismos, excepto en el caso de Christopher Lee. En el infame doblaje en ingles ninguno de los actores hizo acto de presencia para poner su voz y especialmente sangrante es el caso de Christopher, doblado por un americano que intenta imitar la voz original del astro inglés sin ninguna gracia. Lee ha comentado más de una vez que aun estaría dispuesto a doblarse para arreglar el estropicio, ya que esta es una de sus películas favoritas como actor. Y aun tuvieron que agradecer que los actores hablaran todos en inglés –aunque alguno tuviera que aprenderse sus diálogos sin entender lo que estaba declamando-, y que el posterior doblaje fuera más o menos correcto, porque peor experiencia sufrió el señor Lee durante el rodaje de “Sherlock Holmes y el Collar de la Muerte” de Terence Fisher. En este film había una mezcla de actores franceses, italianos e ingleses, y en alguna escena todos hablaban a la vez y en su propia idioma, resultando una torre de babel de mucho cuidado. Además de que el doblaje en ingles mutiló varios diálogos de la cinta.

Volviendo a “The Whip And The Body”, la trama nos presenta el clásico melodrama gótico tan del estilo Corman que estaba triunfando en aquella época, así que en un contexto tan “explotation” (en el buen sentido) como el de la serie B italiana, no es de difícil de creer la anécdota que se suele contar sobre que el guionista de “La Frusta e Il Corpo”, Ernesto Gastaldi recibió una copia en italiano de “El Péndulo de la Muerte”, para que pudiera captar el tono que los responsables querían darle a la película. Y es cierto que si la anterior incursión de Bava en el terror tenía ecos de la Universal e incluso de la Hammer, su nuevo film absorbió alguno de los mejores elementos de los clásicos de la AIP. Por supuesto sin dejar de lado las anteriores influencias, amén de su único y particular estilo plástico a la hora de encarar las historias, cromáticamente perfecto en este título. Por cierto, y hablando de títulos, es realmente curioso que el film en América se estrenara con el ridículo nombre de “What!”, que nos hace pensar que quizás los distribuidores no sabían definir el producto que tenían entre manos.

Lo que encandila de este film en particular, es como se conjugan esas influencias clasicistas con una trama tan osada para la época. Dentro de la típica historia de asesinatos y misterios góticos de pasadizos secretos, encontramos un enfermizo estudio del sadomasoquismo prácticamente inédito en el cine de la época. Pues el personaje de Daliah es una reprimida dama victoriana que no quiere reconocer que lo único que la estremece, llevándola al amor más completo, es el látigo del inmisericorde Kurtz. No olvidemos lo aventurado en sus temáticas de todos estos clásicos del horror a la italiana –sin ir más lejos, la mencionada “El Extraño Caso del Dr. Hickcock” lidiaba con la necrofilia-, que provocó que estos bizarros argumentos fueran objeto de gran polémica para un público nada acostumbrado a ellos. De hecho el film que nos ocupa jamás se estrenó en España. Y como suele suceder en estos casos, es una verdadera lástima que una película tan rompedora, bella y bien trazada como “La Frusta E Il Corpo” permanezca inédita en nuestro país. Al menos tenemos la suerte de contar con la admiración que despierta el cine de Bava en los Estados Unidos, lo cual ha propiciado una estupenda edición del film en DVD que contiene una versión restaurada –en la que colaboró el mítico Joe Dante, otro fan del director italiano-, no perfecta, pero lo más parecido a la perfección que podemos encontrar, acompañada de un jugoso comentario de Tim Lucas, biógrafo y estudioso de la carrera de Mario Bava. También hay que destacar que esta edición cuenta con subtítulos en castellano, que a pesar de ser bastante deficientes son una buena guía para quien no domine el ingles o el italiano. Pero volviendo al toque erótico, como decimos hay dos escenas muy aventuradas para la época como son la primera sesión de azotes de Lee a Lavi en la playa -una escena realmente inolvidable- y la segunda en la cama de ella, salpicada por los estremecimientos y gemidos de una Nevenka que, obviamente, no esta sufriendo demasiado por el castigo. Más bien todo lo contrario.

En definitiva, la historia recorre los habituales caminos decadentes del cine gótico de Bava, acentuando aun más esa sensación de podredumbre colorista que tan bien supo imprimir el cineasta a sus cuentos terroríficos. El número de simbolismos y sutiles metáforas (relacionadas con el color y los objetos que vemos en los encuadres) es tan numeroso que podría dar para varios reportajes, pero hay que hacer mención a ese primer plano del cuchillo y la rosa metidos en la urna: recordatorio de una de las primeras muertes violentas de esa casa maldita, y una perfecta representación de la temática amor-odio, belleza-muerte, del film. El personaje de Lavi es una reprimida dama victoriana que sufre el acoso de un hombre bestial y que en realidad no la ama –al contrario que el Heathclift de “Cumbres Borrascosas”, un rol al que Lee emula-, y tras la desaparición del mismo, su fantasma parece embrujar la casa. En estas apariciones se juega con la posibilidad de que nos encontremos ante los delirios de la muchacha o ante un verdadero fenómeno sobrenatural, ambigüedad habitual en los mejores relatos del género. Las escenas de suspense se suceden sin tregua para el espectador, como ese paseo de Nevenka por la misteriosa casa siguiendo el ruido de la fusta, con una atmósfera hábilmente recreada gracias a oscuras esquinas, susurros y sombras; y que culmina con ese memorable plano en el que la chica descubre la fuente del ruido de latigazos que esta oyendo, que no es otra cosa que una rama que golpea los cristales de la ventana con gran furia. Y otra escena para el recuerdo es aquella en la que la muchacha recibe la visita del posible espectro de Kurtz y solo vemos su amenazante mano surgiendo de las tinieblas como si fuera una araña presta a estrangular a Nevenka. Momentos todos ellos rodados con gran mimo y plasticidad, que culminan en la escena del incendio final, en el que todos los colores que impregnan la fotografía adquieren su valor simbólico y se funden en un climax operístico con sabor a Poe y melancolía absoluta.

14 “Gooble gobble, one of us!”:

El Abuelito dijo...

¡Me voy corriendo a verla, que la tengo bajada en italiano...! Esto d ela cinefagia lo hace a uno políglota!!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Poco puedo decir, pues el terror italiano nunca me suscitó demasiado interés, la verdad.

Saludos ;)

Quimerico Inquilino dijo...

Muy buen artículo, gracias.
La considero menor a la serie Roger Corman/Poe pero aun así es digna de ver, con una de las fotografías más hermosas que he visto en una película de horror y , como dices bien, con un tema inédito en la ciniematografía hasta la época.
Por cierto, un apunte. Su título original es "La Frusta..." con r, por si deseas corregirlo.
Un saludo!

Captain Howdy dijo...

Pues no conocía esta película. Por lo que cuentas merece la pena así que pongo a trabajar 'el burrito'.

Salu2

Ariel Luque dijo...

El gran maestro Bava!!!! Excelente film como todos los suyos. Muy buena reseña amigo Igor. Un abrazo.

Ariel.

emisucio dijo...

Christopher Lee, el puto amo si señor, para mi el Draculo perfecto tenia ese punto refinado y sanginario, por cierto tio muchas gracias por post que me mandaste de "yo anduve con un zombie" sabia yo que a ti no se te iva a escapar!!jejeej

Ordel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ordel dijo...

Muy bueno Igor, particularmente creo que es de las mejores del maestro.

Cinéfilo7 dijo...

me encanta el terror italiano, o como otros dicen "el giallo", de mario brava y dario argento. Pero este film no la he visto nunca.
espero que sigas posteando a estos genios italianos....
saludos!!!!!

Ad Ayin dijo...

Siempre me prometo ver más cine de Mario Bava y sigo viendo los churros que estrenan en cartelera. Y el cine de horror italiano me divierto montones. De nuevo, a buscarla y revisarla (siempre me dejas tarea, jejeje)

Por cierto, tuve el descaro de poner un homenaje (o parodia viniendo de PArker y Stone) que hacen en South Park de la que creo es una de tus cintas favoritas. Ojala puedas revisarlo y decirme tu opinion (o condenarme al infierno de paso, jeje)
Saludos

Belknap dijo...

Estimado Igor, gracias por los datos sobre idioma y rodajes, muy interesantes; esta pelicula aun la tengo pendiente, voy a ver si me pongo al dia, un saludo.

Juan Pedrero dijo...

Se dice FRUSTA, no fusta.

Igor Von Slaughterstein dijo...

¡Corregido! ;)

darkerr dijo...

Lamento profundamente aun no haber visto esta pelicula, prometo hacerlo apenas pueda, que la tengo por algun lado. Gracias por recordarla. Muy valiosos comentarios y muy buena critica. Felicitaciones. Saludos¡¡¡