martes, 20 de enero de 2009

POE: ESCRITOR, POETA DE LUZ Y CREADOR DE TINIEBLAS


Repasar de forma detallada la vida y obra de Edgar Allan Poe sería algo reiterativo, habiendo tantas páginas en la web a tiro de "Google" que sin duda serían más exhaustivas que yo en el tema, pero sí quiero hacer una breve introducción a este monográfico contando algunos avatares de la existencia del autor y compartir un poco mi percepción sobre su obra. Como todos sabéis, la vida de Edgar Allan Poe no fue precisamente fácil. Más doloroso en su caso, al ser un hombre con un talento que nunca fue del todo apreciado más que en algunos círculos de su época. Especialmente por la venta de sus relatos más famosos y, sobre todo, de “El Cuervo”, un poema que siempre le pedían que recitara en los eventos sociales a los que acudía. Sin embargo, sus fracasados matrimonios y la presión psicológica que sintió desde pequeño debido a tener que recibir asistencia económica de su mentor –que progresivamente se volvió más despegado de aquel joven al que un día dio su apoyo-, le llevaron a sufrir una continua serie de choques emocionales y la falta de bonanza económica que le acabarían haciendo caer en las redes del alcohol. No hay que exagerar –como se suele hacer- cargando las tintas sobre la relación de Poe con la botella, pues también tuvo periodos de fértil creación literaria en los que el alcohol (su “demonio de la perversidad”) estaba más que aplacado. Pero es cierto que una serie de tragedias marcadas por el abandono y la enfermedad, le llevaron a refugiarse en ocasiones en el escapismo mental. En cuanto a sus trágicos amoríos, es inevitable referirse a su matrimonio con Virginia Clemm, su prima de 13 años. Una relación que se ha tratado con frecuencia como una unión inmoral propia de un creador de pesadillas oscuras como Poe, pero que en la época era algo bastante habitual. Y al fin y al cabo, el pesar que la trágica muerte de Virginia por tuberculosis provocó en el ya dañado ánimo del escritor le llevarían a la recaída en la botella y en ultima instancia a la muerte, prueba inequívoca de la genuina pasión que sentía por ella.

Es curioso que un esteta y visionario de “jardines de luz” como él, que comenzó escribiendo poesía al estilo Byron antes de desarrollar su propia voz –armoniosa y espiritual-, acabara convertido en el padre del relato macabro, del suspense infeccioso. De una prosa directa y enferma, llena de detalles mórbidos que incluso él lamentaba a veces (declaró que antes de presentar “Berenice”, uno de sus primeros cuentos publicados, dudó de ello porque “se acercaba al límite del buen gusto”), y que sin embargo se leen con el ritmo y color que tendría uno de sus poemas. Con una narrativa llena de detalles recargados a veces, y afilada y directa en otros casos. Siempre moderna y nunca aburrida. Sus cuentos de terror pueden leerse y releerse infinidad de veces, y además de servir como divertimento, todos poseen un hálito profundo que nos evoca lo malsano de la enfermedad, el lado más oscuro de la existencia, las obsesiones mortales y el eco de la tumba. Todo un tratado del dolor, el amor y el odio en todas sus más variadas formas, ya que a pesar de alguna repetición de esquemas que no dura más de dos o tres relatos, todos los cuentos de Poe son diferentes y nada monótonos.

Lo cual tampoco debe sorprendernos en un autor que definió el cuento de terror moderno -trabajando desde las leyendas negras del folklore americano que absorvió en su infancia- a la vez que nos legó un corpus poético lleno de melancolía y exaltación espiritual. Pero no contento con eso, Poe también creó la novela detectivesca moderna, con Auguste Dupin, el primer detective analítico y recurrente (aparece en tres relatos) y con características que después heredarían sus más grandes vástagos, caso de Sherlock Holmes o Hercules Poirot. De ahi pasaríamos a sus cuentos sobrenaturales en los que coqueteó con el tema de la locura -el inmortal "La Caida de la Casa Usher", o "El Corazón Delator"-, la reencarnación macabra -"Morella"-, la necrofília -"La caja oblonga", la venganza -"Hop-Frog", -, su habitual recurso de la amada durmiente o ya fallecida "Ligeia", "Leonora"- y tantos otros estudios sobre la psicología del hombre. Renovadores y originalísimos para una época quizás no tan preparada para estos asaltos a la paz espiritual del hombre.

Una fértil imaginación que nos ha legado una de las obras más duraderas de la historia de la literatura mundial. La cual ha inspirado al cine desde su nacimiento, como iremos viendo en sucesivas entregas de este “mes Poe”.


6 “Gooble gobble, one of us!”:

tokig dijo...

- que buena descripción de la vida de Poe...este autor es genial con sus macabra imaginación que seduce nuestras mentes, es para mi uno de los más grandes y artifice e inspiración de escritores de horror e innumerables peliculas...estaré atento a todas tus entregas..

felicitaciones y saludos...

emisucio dijo...

Muchas gracias por acercarnos mas a el gran Alan Poe, genio de lo terrorifico, recuerdo aquella pelis de cortos basados en Alan Poe que salia Jane Fonda y brigitte bardot toda una locura.

un abrazo fiera

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Buen comienzo para este especial Poe.

Sin duda, su obra es producto de su trágica vida. De su estado anímico salieron sus obras. De otra forma, probablemente hubiese sido otro autor del montón. Lástima que no pudiera disfrutar en vida del respeto y la admiración que se le confesa ahora.

Saludos ;)

ATXEIN dijo...

Bien, bien..ya empezò¡¡ Haber cuantas sorpresas nos deparas Igor¡¡¡

Un saludo¡

Cinéfilo7 dijo...

me encanata Poe, de hecho estas navidades me regaklaron un libro sobre unos cuantos relatos de misterio y terror.
saludos!!!!!!!!!!!!!!!

Belknap dijo...

Estimado Igor, su monografia sobre Poe esta bastante buena, un saludo.