lunes, 2 de marzo de 2009

LA HIJA DEL MEDICO Y LA BESTIA [Daughter Of Dr. Jekyll] (1957) De Edgar G. Ulmer



Una de esas buscadas rarezas recientemente editada en nuestro pais por L´atelier 13 y que resulta interesante para completistas, que si son fans de Edgar Ulmer –como yo- pues mejor que mejor. De hecho el guión es tan sumamente ridículo y tópico que incluso los aficionados más hardcore al cine de serie B clásico tenemos que hacer un esfuerzo sobrehumano para dejar pasar determinados momentos que, eso sí, aparecen envueltos entre varias “set pieces” de atmósfera realmente lograda. Y es que una historia que se presupone deudora del gran clásico de Robert Louis Stevenson y al final acaba más parecida a un refrito “licantrópico” de segunda –con el inevitable “whodunit”-, no puede más que dejarnos el poso de insatisfacción de lo que pudo haber sido y no fue. Y encima resulta que estamos ante una secuela apócrifa de otra secuela apócrifa. El guionista Jack Pollexfen apadrinó seis años antes una supuesta segunda parte cinematográfica del clásico de Stevenson titulada “El Hijo Del Dr. Jekyll”, con Louis Hayward, por lo que el film que nos ocupa es una nueva incursión en la, por lo visto, numerosa progenie del susodicho Dr. –¡y eso que en Stevenson no llegó ni a casarse!-.

Comenzamos con un bochornoso prólogo en el que un texto nos advierte de que estamos ante una historia deudora del “Dr. Jekyll y Mr. Hyde”, para a continuación decir que dicha obra contaba la misteriosa transformación de un “doctor benévolo en Mr. Hyde… un hombre lobo” (¿?). Si a eso unimos la imagen en perfil del susodicho hombre lobo que vuelve su peludo rostro lentamente para hacer un chascarrillo a la platea, podemos afirmar que estamos ante un comienzo lleno de comicidad involuntaria. Tras esto conocemos a Janet Smith (interpretada por la inquietante belleza de Gloria Talbott) que vuelve a su Manderley particular en el campo al cumplir la edad adulta, para ser recibida por su tutor, al que da vida Arthur Shields. Acompañada de su prometido –junto al que desarrolla la habitual relación pastelosa imprescindible en estos productos-, allí descubrirá su misterioso legado. Primero una sustanciosa herencia, a la que por supuesto no pone ninguna pega y después, la macabra posibilidad de haber heredado la capacidad de transformarse en ese Hyde-Lobo que, casualmente, comienza a aparecer de nuevo en las noches de luna llena. Una Janet con un sentimiento de culpa cada vez más acusado y un grupo de miembros de la comunidad más que dispuestos a lincharla para erradicar el retorno de la maldición serán el plato principal que precipitará la historia hacia su concusión. En el camino habremos bostezado un par de veces.

Y a pesar de todo, hay que destacar la escenografía de Ulmer, que consigue el ambiente propicio con los tópicos elementos de siempre –nieblas, árboles retorcidos, siniestros senderos que rodean la vetusta casa-, sin perder el encanto de dichos escenarios. Por ellos se pasea una alucinada Gloria Talbott que no deja de despertarse por las mañanas con signos de haber pasado toda la noche fuera y con sangre en sus manos, para a continuación descubrir… ¡En efecto! Que esa misma noche se ha cometido un nuevo asesinato del Sr. Hyde lobuno. La estructura de maldición familiar licantrópica nos retrotrae a “The Undying Monster”, pero el suspense con falso culpable es un eco de “La Mujer Lobo de Londres” de la Universal, con la que esta pelicula guarda más de un punto en comun. Nos quedamos, en fin, con esas escenas oníricas en las que la atormentada heredera se ve a si misma sonámbula y transformada en una mujer de rostro hosco que persigue muchachas a través de las neblinas del páramo. En esos momentos no es Talbot la chica que vemos atacando, porque como dijo ella: “Creo que pensaban que no podía convertirme en una criatura sexy y demoníaca; que hubiese hecho falta mucho tiempo y maquillaje”. Asi que otra actriz realizó estas escenas. Tenemos también otro momento para el recuerdo hacía el final, cuando los habituales piquetes -¡Que pesados!- se dirigen a la mansión para acabar con el monstruo, y este se cuela en la habitación de una chica que se está cambiando de ropa. El asesinato, breve, fuera de cámara y resuelto con unos elegantes encadenados, nos recuerdan que Ulmer realmente es un buen director… que simplemente tuvo un mal día.

11 “Gooble gobble, one of us!”:

cerebrin dijo...

La tengo pendiente aún de ver, pero por muy ridículos que sean sus planteamientos, tal y como reflejas en la reseña, seguro que Ulmer logra que su visionado merezca la pena.

ATXEIN dijo...

Estoy como Cerebìn¡

Eso sì, primero tengoq ue conseguirla que esta no la tengo..XDD

MarioBava dijo...

Bufff, miedo me da a mi ver esto, ademas no se si la tengo, me da que no....

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Una tanto bizarra esta, ya de por sí, rareza clásica.

Viendo como tu reseña tampoco es excesivamente entusiasta, la dejaré pasar.

Saludos ;)

El Abuelito dijo...

Estoy completamente de acuerdo con su crítica, sólo la puesta en escena de Ulmer salva este refrito de la ya de por sí poco interesante She wolf of London. Respecto a Son of Dr. Jekyll tiene un argumento asombrosamente parecido a esta, con falso culpable incluido, y puedo asegurarle que resulta harto más plúmbea todavía. Pollexfen es responsable, además, de la loca y desaprocvechada Unearthly, con John Carradine y Tor Johnson. Parece que la progenie del Dr. Jekyll no salió muy espabilada... menos mal que el padre sigue dándonos alegrías a granel.

darkerr dijo...

Tambien pienso que Edgar Ullmer era un buen director pero con dias malos, otro de ellos seria cuando hizo "Beyond the time barrier", aburridisima. Creo que paso de esta pelicula, salvo vistazo gratis.

Andres Pons dijo...

También pasare.

Fantomas dijo...

Esta cinta ya la he encargo para verla en un futuro cercano. Eso es lo malo/bueno de ser coleccionista: ya existe un momento en que uno no discrimina que compra. :)

Saludos!

Andres Pons dijo...

Fuiste premiado en mi blog, pasate y lo veras.

Saludos.

Sam_Loomis dijo...

El Dr.Jekyll/Mr.Hyde siempre me ha parecido interesante, pero cuando las películas de horror tienen un título con "Daughter of..." o "Son of..." siempre me dan mala espina, jejejeje.

Muchos Saludos

Belknap dijo...

Pelicula para ver en uno de esos dias en que no hay nada para hacer, saludos.