viernes, 8 de mayo de 2009

PÁNICO EN EL TRANSIBERIANO (1973) De Eugenio Martin


Curiosa co-producción hispano-inglesa algo olvidada por el devenir del tiempo, pero muy meritoria en contra de lo que podríamos esperar. Además de reivindicada por todo aquel que realmente ama el terror clásico y encima facturada en nuestro pais. El realizador de fantaterror Eugenio Martin -que recientemente ha recibido varios y merecidos homenajes- consiguió dirigir a las mayores estrellas de horror del momento (Los hammerianos Christopher Lee y Peter Cushing) y llevarles por un entretenidísimo viaje en un tren infernal en el que no faltan fósiles que cobran vida, posesiones diabólicas, asesinatos sobrenaturales e incluso un herético pacto con el diablo. La película fue premiada en el festival de Sitges y su título para las americas fue "Horror Express".

El profesor Saxton traslada desde Siberia un extraño homínido fosilizado que podría ser el eslabón perdido. Tras cobrar vida en el interior del tren, el vestigio redivivo resulta ser un ente capaz de trasladarse de cuerpo en cuerpo y de matar con su sola mirada. Tras asesinar a un ladronzuelo en el mismo anden antes del viaje y a su guarda dentro ya del vagón de equipaje, comienza a dejar notar su siniestra presencia por todo el tren y con un objetivo claro: regresar a casa. Esta atractiva premisa argumental se beneficia del ambiente cerrado estilo Agatha Christie que tan evocador resulta en las obras nacidas en este periodo.

A pesar de algunos exagerados golpes de efecto y los habituales zooms de la época, "Pánico en el Transiberiano" resulta ser una mezcla de géneros muy divertida y un auténtico festival para los amantes del horror setentero. No solo podemos disfrutar de la hipnótica presencia de las dos estrellas protagonistas (ambos espléndidos en sus papeles), sino que nuestra atención se ve siempre desbordada por un argumento que auna ciencia-ficción -con recordatorio a clásicos como "El Enigma de Otro Mundo" (la celebre primera versión de "La Cosa", más tarde realizada por John Carpenter)el terror sobrenatural y unas leves pinceladas de horror gore, en unos efectos de maquillaje inquietantes, difíciles de olvidar. El personaje de la criatura -de origen extraterrestre- no debería encajar muy bien en una historia de terror victoriano con cierto estilo Hammer o Amicus, pero los responsables salen victoriosos igual que la propia Hammer ya hiciera con otros mitos tan ajenos a ella como La Medusa o los Zombies.

La escena que contiene la mítica línea de diálogo del personaje de Cushing: "¿Monstruos nosotros? ¡Imposible! Somos ingleses"

Como triste anécdota referir que esta fue la primera película de Peter Cushing tras el fallecimiento de su esposa, que tanto le afectó y acabó siendo una parte fundamental del declive de su gloriosa carrera. De hecho parece ser que al llegar a España llamó a Eugenio Martin y le dijo que se veía incapaz de rodar la película. Por suerte su gran amigo Christopher Lee se lo llevó de bares por nuestro pais y le convenció para que participara. ¡Benditas aquellas cervezas! Cushing hace un papel entrañable y autoparódico en el que desborda la química habitual con su compañero de fatigas, el estoico señor Lee. Aunque tampoco se queda corta la aparición no menos estelar de Telly Savalas, que por esta época también se encontraba de periplo europeo y se coló en los sets de rodaje de cintas de Mario Bava o la que nos ocupa. Su papel como jefe de cosacos no deja de poseer la sorna y sentido paródico que preside algunos momentos de la cinta. Los secundarios se reparten entre un buen puñado de actores solventes de nuestra cinematografía, del que cabría destacar como excepción al argentino Alberto de Mendoza que interpreta a una especie de monje visionario y que cuya importancia final en los eventos sobrenaturales de la trama es otra muestra más de la sana ironía manejada por los realizadores de este film de culto.

14 “Gooble gobble, one of us!”:

emisucio dijo...

joder esta tiene pinta de acojonar!!!y con 2 clasicos como es lee y crushing!!!puff hay que catarla.

un saludo

GUSTAVO dijo...

Estas joyas siempre son interesantes de revisar!!!

muy interesante tu blog!!
Me gustaria intercambiar links, para por mi blog.

Saludos.

http://cinemaparadisouy.blogspot.com/

Horror dijo...

Este film lo recuerdo con bastante aprecio entre el fantaterror español, un genero que me agrada bastante. Su director tambien, tanto en los diferentes films que rodo dentro del genero, La última señora Anderson, Una vela para el diablo y Aquella casa en las afueras. Una persona de la cual bien vale destacar su trabajo. Muy buena reseña.

Saludos!

Canario Negro dijo...

Una de mis películas favoritas dentro del cine de terror. Lee y Cushing están estupendos, como siempre, y se agradece este toque autoparódico que dan a sus personajes ( sobre todo Cushing).
El final tiene algún momento realmente estupendo..

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Siempre quise verla por sus protagonistas y por situarse en el interior del transiberiano, aunque el terror setentero, para mí, es el que peor ha envejecido.

Con tu reseña, le daré esa oportunidad que le he negado durante tanto tiempo.

Saludos ;)

DanielB dijo...

Uno de los films que más me impresionó cuando lo ví de pequeño (creo que en ese grandioso programa llamado mis terrores favoritos de Chicho), años despues lo volví a ver y claro en esta ocasión el impacto no fue el mismo, pero aun así sigue teniendo el aroma de los buenos clásicos del género, y menudo plantelazo de actores tenía.

GUSTAVO dijo...

Gracias por pasar por mi blog, ya te agregue tambien!!
Saludos.

http://cinemaparadisouy.blogspot.com/

El Abuelito dijo...

Esta sí, esta sí, esta sí...

Dr. Quatermass dijo...

El fantaterror hispano de los 70 tiene cada secreto por ahí guardado...

Fantomas dijo...

Esta película tiene de todo, es una extraña pero entretenida mezcla de elementos. De lujo la colaboración entre Cushing, Lee y Savalas.

Saludos!

cerebrin dijo...

Una obra maestra de nuestro cine fantástico.

Un saludo.

Vivaldo Moore dijo...

Qué bueno que haya recordado esta joya. La línea que destaca suelo citarla por lo menos una o dos veces por mes. El clima de comedia soterrado es único.

Un saludo.

Darkerr dijo...

Peliculón que mantiene su interés a traves de los años, y que aun resulta muy disfrutable. ¡¡Qué manera de levantar a los muertos en el tren¡¡¡¡. Saludos.

Kike dijo...

Esto es una buena PELI ESPAÑOLA, y lo demás, tonterías...