lunes, 4 de mayo de 2009

EL HOMBRE LEOPARDO [The Leopard Man] (1943) De Jacques Tourneaur


Estamos ante la tercera en discordia de las películas que el magnífico Jacques Tourneaur dirigió al amparo de Val Lewton, productor estrella y sello de calidad del thriller más psicológico. La penumbra habitual de estas producciones también se deja notar de forma esplendorosa en esta “The Leopard Man”, pero es cierto que a pesar de ciertos apuntes ominosos sobre la locura o la fatalidad del destino, el film que nos ocupa parte de un material bastante menos denso y mucho más convencional que el de los anteriores films fantásticos de Tourneaur –nos referimos, claro esta, a las imprescindibles “La Mujer Pantera” y “Yo Anduve con un Zombie”-. Si en aquellas teníamos complejos estudios sobre el horror que parte de la mente humana, aquí nos encontramos con una trama de “animal salvaje caza-personas” suelto en Nuevo Méjico, que poco a poco deriva en una pieza de misterio con asesino en serie incluido.

El título es tan engañoso como solía ser la publicidad de todas las películas del ciclo de Lewton, pues es inevitable pensar en que estamos ante una versión masculina de “La Mujer Pantera” con otro personaje sobre el que recaería la sospecha de transformarse en felino. Pero como se puede comprobar con mi resumen anterior, nada más lejos de la verdad; además de que aparte de algunas pinceladas, el film se aleja del horror puro. La excusa argumental se refiere a dos mujeres artistas y rivales en un Nuevo Méjico lleno de la superstición típica en estos productos. Cuando el manager de una de ellas, la llamada Kiki, decida dar un golpe de efecto publicitario haciéndola aparecer con una enorme pantera negra –por cierto, es el mismo animal que apareció en “La Mujer Pantera”, de nombre real “Dinamita”- desencadenará la tragedia ya que Clo-Clo (actriz mejicana y nieta de Xavier Cugat), la rival de Kiki, dará un susto a la pantera haciéndola huir y perderse por las calles del pueblo. No tardan en comenzar a aparecer los cadáveres de mujeres. Durante el metraje iremos descubriendo que Kiki (interpretada por Jean Brooks, que repite en otra cinta del estudio de Newton, “La Séptima Víctima”) y su manager, Manning (Dennis O´Keffe) son menos egocéntricos y duros de lo que parecían y decidirán quedarse en el poblado para esclarecer el misterio de las muertes. Sin duda la primera víctima cayó bajo las garras de la huida pantera pero… ¿Y las demás?

Una vez más resulta casi increíble que con tan bajo presupuesto se consiga una atmósfera y una escenografía tan de “clase A”, acompañada de una fotografía en blanco y negro realmente afilada. Los claroscuros de Tourneaur son de nuevo increíbles y la base de que todas las escenas de suspense del film sean soberbias. La primera caza de la bestia, en la que la vemos aparecer brevemente, es un perfecto ejemplo. Resulta increíble como con unos pocos elementos: una chica caminando sola de noche y un puente por el que pasa el ferrocarril, el realizador francés logre un efecto de suspense terrorífico tan logrado. Por cierto que Pilar Pedraza en uno de sus ensayos considera, en mi opinión acertadamente, que esta primera escena de acecho nocturno a una muchacha a la que mandan en busca de pan en mitad de la noche, es un antecedente de la escena de “La Máscara del Demonio” de Bava en la que otra chica tenía que atravesar un sombrío bosque para recoger leche para su familia. Esta atmósfera asfixiante se repetirá en todos los asaltos a las infortunadas víctimas femeninas que aparecen en el film. Una de ellas se quedará encerrada en el cementerio local, permitiendo un juego de ramas que se mueven realmente inquietantes y que sin duda puso los pelos de punta a toda la platea en el momento del estreno. La historia en sí aparte de estos memorables momentos resulta tan divertida como cabría esperar de las producciones Lewton, aunque algo más previsible en este caso –el misterio de la identidad del asesino se ve venir a leguas de distancia- y, como adelantábamos, mucho menos profundo. Más basado en el entretenimiento puro que en el estudio de caracteres, los cuales, eso sí, cuentan con la empatía del espectador en todo momento.

A destacar la escena del descubrimiento final del asesino en serie, la cual tiene lugar en el entorno de una siniestra procesión en la campiña. Las capuchas de los penitentes, las velas y el agreste paisaje que les rodea –que provoca una gran inquietud-, consigue elevar muchos puntos el nivel de lo que en otras manos menos expertas hubiera sido una persecución convencional de caza y captura del “malo” de turno. Y que a través de la mirada de Tourneaur casi se nos presenta como una lucha de carácter metafísico entre los seres humanos corrientes y uno totalmente salvaje, con mucho más en común con las bestias que con ellos mismos.
________________________

¡¡NUEVOS LANZAMIENTOS HAMMER!!

Este miercoles Universal edita en DVD nada menos que cinco títulos de la casa Hammer especialmente indicados para completar colecciones. Entre ellos joyas como "Dr. Jekyll y su hermana Hyde" o "Sangre en la Tumba de la Momia" , además de un par de thrillers oscuros pero muy meritorios -caso de "Miedo en la Noche"-. Todos ellos a la venta este mismo jueves. En la columna lateral tenéis más detalles pinchando en DVD DEL MES 1, cortesía de La Abadía de Berzano.

9 “Gooble gobble, one of us!”:

cerebrin dijo...

Bastante de acuerdo con tu opinión, incluso con esa escena final como punto álgido de la película. En definitiva, un título menor dentro del ciclo Val Lewton, pero ni mucho menos despreciable.

tokig dijo...

- No lo he visto aún, pero las dos que completan el ciclo son muy buenas, gran director y creador de atmósfera....

Fantomas dijo...

Hace poco me había lanzado a revisar la filmografía de este productor. Lamentablemente esta fue una de las que deje para otra ocasión. De todas formas, conociendo el trabajo de Lewton no dudo que se trate de una obra atmosférica y atrayente.

Saludos!

ATXEIN dijo...

Pues esta recuerdo que cuando la vi, hace ya años, me encantò.. Pero nunca me atrevì a revisarla debido al gran recuerdo que la guardoy los comentarios que lei sobre ella...y mira que la tengo hasta en DVD..XDD

Buff, ademàs despuès de leerte no se si me atreverè..eso de destrozar grandes recuerdos me jode bastante..jajajaja

Un saludo¡¡

Dr. Quatermass dijo...

Tanto La mujer pantera como Yo anduve... me parecen geniales, auténticas precursoras de otro tipo de atmésferas terroríficas diferentes de lo que había hecho Universal hasta el momento. Esta nunca la he visto, y por lo visto merece la pena.

Sobre las reediciones Hammer, muy buenas noticias...

Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Lo poco que he visto de Jacques Tourneur ha sido dentro del género de aventuras (como olvidar esa joya que es "El halcón y la flecha")

Tendré en cuenta este título para cuando me ponga a revisar otros títulos de su filmografía.

Saludos ;)

Quimerico Inquilino dijo...

Tourneur es uno de los grandes magos del fantástico que rara vez defrauda. Y aunque siempre he preferido "Yo andiuve con un Zombie" o "La noche del Demonio", desde luego "La Mujer Pantera" y esta que comentas aquí, no desmerecen en absoluto.

De las edicones Hammer, ya lo he comentado en otro blog:. Me jode que no se dignen a preparar unas ediciones con un mínimo de extras. Estas pelis lo merecen.

El Abuelito dijo...

La verdad es que discrepo. Más allá de la atmósfera, poco hay en esta producción. Tiempo cansino, guión previsible, personajes que no "enganchan"... la procesión del final es muy sugestiva pero parece metida con calzador, primendo un criterio estético antes que narrativo...
En fin, que amo a Torneur al punto de gustarme hasta su Ciudad Submarina, pero que este Hombre Leopardo me disgustó la primera vez que la vi, hace décadas, y ahora... pues también, qué quiere que le diga...

El Abuelito dijo...

Aviso para navegantes: Sangre en la tumba de la momia es un truño mayúsculo, de lo peorcito de la Hammer, yo no pude ni acabarla, que me dormí antes.... Infinitamente mejores La monja poseída y Dr. Jekyll & Sister Hyde... Huyan de esta momia muermo, háganme caso, no se gasten los dineros como yo, total para echarse una siesta frente al televisor... Avisados están!