miércoles, 14 de mayo de 2008

THE HAUNTING (1963) De Robert Wise


“Los que vagan por esta morada, vagan solos”.

Seguimos con las casas encantadas y el terror más sugerido que explícito. Solo con el prólogo, en el que se nos cuenta la historia de crímenes y tragedia que sacude a una mansión gótica, ya nos damos cuenta de que estamos ante una soberbia película que logra, al igual que “The Innocents” desasosegar el ánimo del espectador a través de una atmósfera malsana, antes que a través de los efectos rimbombantes habituales del cine de terror. Gracias, una vez más, a una dirección prodigiosa, en este caso del gran Robert Wise.

Cuatro personas se encierran en la mansión con la intención de elaborar un estudio sobre el más alla y su existencia. Ahora un bonito trabalenguas: la trama se basa en la novela “The Haunting of Hill House” de Shirley Jackson, que fue posteriormente homenajeada por Richard Matheson en su novela “Hell House”, que también fue adaptada al cine en “The Legend of Hell House”. Ninguna de las dos historias tiene que ver con “House on Haunted Hill” de William Castle. Existen dos remakes de “The Haunting” y de “House on Haunted Hill”, pero no de “Legend of Hell House”… asi que, tras coger aliento, un consejo: ¡no confundirlas!

En este poético film, lleno de simbolismo, también se juega con la represión de una mujer. En este caso Eleanor, interpretada de maravilla por Julie Harris, es una chica que apenas ha salido jamás de su casa y de repente encuentra en el ambiente enrarecido de la mansión, una especie de nuevo hogar que la acepta como es. Sus dudas a lo largo de todo el metraje contrastan con la seguridad en si mismos del resto de habitantes de la casa, especialmente la de Theodora (Claire Bloom) presentada sin demasiada ambigüedad como una lesbiana orgullosa de serlo (elemento bastante curioso para la época en que se rodó el film). Las idas y venidas de Eleonor, su encuentro con los entes que habitan la casa (¿O son producto de la sugestión por las leyendas de la casa?) son de una inquietud genialmente mostrada.

Puertas que palpitan como corazones, gemidos en la noche, pasadizos secretos, rostros que se materializan en la pared, mensajes en los muros…. El tema de lo paranormal en colisión con la ciencia moderna está muy bien desarrollado (aunque personalmente prefiera ese aspecto en “The Legend of Hell House”). La atmósfera será más y más asfixiante mientras Eleonor no cesa de repetir que “está en casa” y que por fin parece pertenecer a alguna parte. Las lecturas psicoanalíticas podrían ser cientos y las dejaremos al espectador. Ella es el personaje principal, pero todos ellos se verán afectados en mayor o menos medida por la casa.

Como curiosidad, mencionar que la censura franquista prohibió el estreno (probablemente por tratar el tema lésbico) y no se pasó por televisión hasta mediados de los años 70.

Como comentamos al principio, este film contó con su correspondiente remake moderno dirigido por Jan de Bont, tirando por los suelos toda la sugerencia e interes de la historia y convirtiéndola en una montaña rusa de efectos especiales y trama de culebrón. Una nueva versión de infausto recuerdo, indigna de un clásico como el que nos ocupa y que hace un flaco favor al cine de terror actual.

5 “Gooble gobble, one of us!”:

Canario Negro dijo...

Una de mis pelis favoritas de todos los tiempos ; todavía hoy es una de las escasísimas cinta sde terror que llega a producirme algo de inquietud. La novela de Shirley Jackson es también una joya del género, era una gran escritora a la hora de generar ambientes inquietantes. Por cierto que en la novela las tendencias sexuales de Teodora son tanto o más explícitas que en la peli.

ATXEIN dijo...

Que buèn Blog estas montando y encima metiendo autènticas joyas que hay que reivindicar y recordar eternamente por los buenos momentos que nos hicieron pasar..

Aquì tienes a otro lector frecuente..

Saludos¡¡

Quimerico Inquilino dijo...

Para mi gusto, junto "Al final de la escalera" y "La leyenda de la Mansión del Infierno" forma el triángulo básico de casas encantadas.
Todavía impresionan esas puertas que respiran... Imprescindeible.
Saludos!

BUDOKAN dijo...

Si hablamos de casas encantadas hay que decir que esta es una de las más famosas de la historia del cine. Muy buen trabajo en tu reseña. Saludos!

Tyla dijo...

Una de esas pelis que, aún gustándome bastante, no termina nunca de entusiasmarme. Siempre que la veo me deja una sensación más agridulce de lo que me gustaría. Como si le faltase algo.

Pero me pasa lo mismo con la novela "Hell House" de Matheson, que todo el mundo dice que es tan maravillosa y a mí me dejó a medias. Lo mismo que su adaptación, que me gusta, pero tampoco me vuelve loco. Igual es por toda esa presencia de teorías científicas y demás, que para mí no revisten demasiado interés.

En ese sentido, de todas esas obras que citas en la entrada, la que más me entusiasma es "Al final de la escalera", con la que he llegado a pasar miedo, pero miedo de verdad.