domingo, 21 de septiembre de 2008

EL PALACIO DE LOS ESPÍRITUS De Roger Corman (1963)


Vamos con una rareza dentro del maravilloso ciclo que el director Roger Corman dedicó al inmortal escritor Edgar Allan Poe protagonizado por nuestro querido Vincent Price. Y digo rareza sobre todo porque a pesar de compartir protagonista, ambientación y estilo resulta que el film no adapta nada de Poe sino que es la primera versión cinematográfica de un relato de H.P. Lovecraft, el genial escritor de horror que embelleció las páginas de revistas pulp a primeros de siglo. Especialmente la inmortal "Weird Tales". Concretamente “El Caso de Charles Dexter Ward” es la obra que adapta el film que nos ocupa, y es, en mi opinión, la mejor de sus novelas cortas.

La AIP, productora a la que Corman había hecho ganar kilos y kilos de dinero con su política de rodajes de serie B y múltiples beneficios, decidió a última hora cambiar el título del film por el de un poema de Poe (recitado al principio y al final del film por Vincent Price) y venderla como si una nueva entrega de la famosa saga se tratara. Una engañosa promoción que le hizo un flaco favor a la obra del genial escritor de Providence, por cierto gran admirador de Poe.
La adaptación respeta parte del ambiente y la trama de la historia (sobre todo nombres: el protagonista Curwen, la ciudad Arkham y referencias al Necronomicón y a las famosas bestias de Lovecraft, como Cthulhu) pero realiza muchísimos cambios, lógicos teniendo en cuenta lo inadaptable de los textos del genial escritor, llenos de densas tramas e inexistentes diálogos. Charles Dexter Ward (Price), un descendiente del famoso brujo Joseph Curwen (también Price) llega con su mujer (Debra Paget) a Arkham dispuesto a habitar el castillo que han heredado. Les espera el desprecio de los aldeanos, que recuerdan el oscuro legado de su antepasado, y una atmósfera malsana, en un paisaje donde abundan siniestros seres genéticamente deformes. Mutantes, como les llaman.

Además el castillo guarda muchos siniestros secretos y un entorno que poco a poco influye en Ward, siendo poseído por su temible antepasado. Eso le hace desenterrar el cadáver de su mujer con intenciones de resucitarla y vengarse de los descendientes de aquellos que le condenaron a la hoguera siglos atrás, los cuales perecerán también entre las llamas. Pero el climax incluye la invocación de una de las entidades monstruosas evocadas en el libro de los muertos, mientras que la mente de Ward lucha por librarse del influjo de su poseedor de ultratumba.

Aunque no resulte tan redonda como las adaptaciones de Poe, "El Palacio de los Espíritus" cuenta con con momentos memorables (la entrada en la cripta, los mutantes rodeando a Ward y a su esposa en plena calle). “The Haunted Palace” es una entretenidísimo banquete para los fans de Price y del terror de serie B de más calidad. Vincent está, huelga decirlo, magnífico. Como siempre con ese toque de ambigüedad y esa increíble capacidad para interpretar dos personajes totalmente diferentes (a veces en el mismo plano).

Como curiosidades tenemos el papel secundario de Lon Chaney Jr., el famoso hombre lobo de la Universal, como el misterioso Simon, el guarda, y el dato histórico de que esta fue la primera colaboración de Corman con un jovencísimo Francis Ford Coppola. El famoso director estaba empezando a dar sus primeros pasos en el mundo del cine y aquí se encargó de supervisar los diálogos. Posteriormente Corman le produciría su debut en la gran pantalla, la estupenda “Dementia 13”, de la que ya hablaremos más adelante. Y también hay que mencionar que Roger Corman y su productora estuvieron envueltas en posteriores adaptaciones de Lovecraft, aunque bastante más olvidadas que esta. De hecho, la segunda adaptación Lovecraftiana de la historia fue "El Monstruo del Terror" (Die, Monster, Die) de 1965, producida por la AIP y dirigida por Daniel Haller que, rizando el rizo, fue el director artístico de "El Palacio de los Espíritus". Unos años más tarde Corman se encargo de la producción de "Terror en Dunwich" (Horror Of Dunwich, 1969) dirigida también por Haller. Pero como decimos, y salvando algunos detalles aislados, estas dos aproximaciones le hacen poca justicia a los escritos del gran Howard Phillips.

10 “Gooble gobble, one of us!”:

El Abuelito dijo...

A ní sin embargo me parece más desesnfadada y dusfrutable esta que títulos como La caída de la casa Usher o La tumba de Ligeia, del ciclo Poe/ Corman. Esta la veo con menos ínfulas, como más de género.

emisucio dijo...

Ostras esta pelicula no la he visto, me la anoto por que Vincet Price es uno de mis idolos del cine de terror un perfeccionista nato, lo adoro.

saludos fiera

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Otra que no he visto xD

Tiene buena pinta, está Vincent Price en ella y Lovecraft siempre es una buena referencia, así que habrá que verla.

Saludos ;)

H dijo...

Compre en dvd "La bestia de Otro Planeta" que encanto de film con los fx de harryhausen! la version widescreeen en blanco y negro muy buena
salutes desde SCI TERROR
H

Dr. Eric Vornoff dijo...

La verdad es que Corman se marcó un ramillete de películas a cual mejor. Nunca el espíritu de Poe ha estado mejor trasladado.
Un saludo.

Belknap dijo...

Estimado Igor, una vez mas buen trabajo; a esta pelicula la vi varias veces, me gusta, es buena, pero no me vuelve loco, lo que si,Price esta magistral, como siempre. Un saludo.

ordel dijo...

Amo a Vincent Price, y cualquier pelicula, por su sola presencia, ya merece un respeto.

darkerr dijo...

Me encanta, y con Vincent Price en pantalla mucho mas. Aunque reconozco que tambien me ha encantado la bella Debra Paget, y estoy por ver doble función de sus peliculas con Fritz Lang "El tigre de Esnapur" y "La tumba India", que hace unas danzas inolvidables. Muy de acuerdo con todo lo dicho. Muchos saludos¡¡¡

Fantomas dijo...

Tremenda dupla la de Corman con Price. Aunque como tu dices, esta no es de las mejores cintas de la dupla, de todas maneras es una gran película.

Gran reseña,
Muchos saludos!

Kike dijo...

¡¡DIOOOOS!! ¡¡LA PELÍCULA PERFECTA!! Tengo que verla tengo que verla tengo que verla...