jueves, 25 de septiembre de 2008

EL REGRESO DEL VAMPIRO (1944) De Lew Landers


Poco a poco iremos comentando todas las películas del reciente pack “Los Grandes Clásicos del Cine de Terror” editado por L´atelier 13, para lo cual comenzamos con esta incursión tardía de Bela Lugosi en la capa vampírica que le hiciera famoso. Nos encontramos en 1944 y la Columbia deseaba explotar el filón de los “cócteles de monstruos” que tan buenos resultados económicos le estaba reportando a la Universal por aquellas fechas. De hecho “Frankenstein Vs. El Hombre Lobo” (donde el propio Bela interpretaba a la criatura de Mary Shelley) aun se encontraba reciente en la consciencia colectiva de los espectadores además de que sus resultados tintineaban en las carteras de los directivos cinematográficos, por lo que parecía una idea estupenda montar una trama improvisada con un vampiro y un hombre lobo, haciendo que Lugosi, una estrella ya declinante y atrapada en el proceloso océano de la serie B, volviera al papel que le hiciera famoso. Aunque el nombre de Drácula no podía usarse, ya que estaba fuertemente atado por contrato a la Universal, un pequeño ajuste y ya tenemos al astro húngaro convertido en Armand Tesla: experto en vampirismo de hace dos siglos que resucita precisamente como un vampiro en nuestra época. Y además todo ello bajo la capaz batuta de Lew Landers, que consiguió extraer altas cotas de maldad a Bela en la mítica “El Cuervo”. Para un Lugosi harto de las películas baratas y de algunos despropósitos con la Monogram y otras productoras, el proyecto debió de parecerle una posibilidad de volver a la grandeza.

Como decíamos, el film cuenta la historia del vampiro Armand Tesla, cuya primera ejecución se nos muestra en un sugerente prólogo que encapsula todo el encanto de las producciones de la Universal, a pesar de la falta de medios. Aquí la improvisada cazavampiros es una mujer de fuerte carácter, Lady Jane Ainsley (interpretada por Frieda Inescort, que compartió planos con Lon Chaney Jr. en “The Alligator People”) y que descubre junto a un médico que un vampiro esta atacando el asilo que dirige la propia Lady Jane. Tras descubrir unos sospechosos ataques de anemia y tras ser atacada la propia hija del doctor, descubren la tumba de Tesla en una cripta cercana y le clavan la estaca de rigor, no pudiendo hacer nada por evitarlo el licántropo Andreas (Matt Willis), que trabaja para el vampiro. Uno de los fallos más garrafales del film es precisamente la elección de Willis para interpretar al trágico hombre lobo, pues el actor demuestra una desidia y una incapacidad totales en el papel. Si le añadimos a eso la falta de carisma del maquillaje, que a pesar de estar trabajado resulta bastante cómico a ratos, notamos una rotura total de atmósfera cada vez que lo vemos en pantalla. Porque, en efecto, la niebla, los árboles retorcidos, el uso expresionista de las sombras que proyecta Lugosi… todo ello nos recuerda de forma muy favorable al clima de la Universal a pesar del efecto “serie B” que impregna la cinta. En todo este prólogo se nos mantiene oculto el rostro del vampiro, manteniendo así el clima de misterio sobre su apariencia hasta que Bela resucite en todo su esplendor mientras avanza el metraje.

Pasa el tiempo y descubrimos que la hija del doctor (la ya crecidita Nina Foch) se encuentra prometida con el hijo de Lady Jane, la cual sigue dirigiendo su asilo. El ex-hombre lobo Andreas trabaja para ella, totalmente reformado y es en este clima de paz y armonía cuando una bomba de los nazis cae en el cementerio local, desenterrando el ataúd de Tesla y propiciando que unos ineptos sepultureros –el insoportable toque de comedia habitual-, lo resuciten extrayendo la estaca de su cuerpo. Es a partir de aquí cuando Bela Lugosi hace un poco de su magia y eleva bastantes puntos el nivel de la floja trama. Sus miradas, sus ademanes y la forma de interpretar con su cuerpo siguen siendo hipnotizantes a pesar de la avanzada edad del astro y lo tópico de la historia. Y es que “El Regreso del Vampiro” sufre por ser un pastiche poco trabajado de los clásicos de la Universal, haciendo una mezcla argumental de “Drácula” y “La Hija de Drácula” con todos los caminos habituales, demasiado vistos ya en esta época (policía incapaz de encarar lo sobrenatural, asilo de enfermos que es atacado por el monstruo, un “Renfield” particular –el hombre lobo Andreas-, los ataques a una chica guapa que va siendo debilitada durante la historia y acaba casi vampirizada, atacando a su prometido…), en fin, rutina y más rutina. Lo único que salva la película del aburrimiento más sonado es, además de la presencia de Lugosi, una dirección ágil que consigue mantenernos entretenidos durante todo el metraje y algunas escenas realmente bien trabadas que casi nos hacen recordar los mejores tiempos del terror cinematográfico. Entre ellas podríamos destacar a la vampirizada Nina mirando con ansia el cuello de su amado, del que vemos un primer plano que incitaría a cualquier chupasangre. Es este un recurso usado hasta la saciedad posteriormente, pero no tanto en la época que nos ocupa. Y el simpático plano del espejo, con el que intentan ver el reflejo del vampiro yaciente pero que solo les devuelve su ropa vacía. Y otra buena escena es aquella en la que Tesla conversa con Lady Jane mientras ella toca el órgano, con el vampiro en un segundo plano resultando igualmente amenazador.

En resumen estamos ante un film entretenido y de mejor factura de lo que se esperaría, teniendo en cuenta que pertenece a la época de declive del gran Bela. Cualquiera que espere ver una bizarrada propia de este periodo se sorprenderá al encontrar una historia que sus responsables se han tomado más en serio de lo que parece. Por desgracia el principal reclamo temático de la cinta, la bomba que resucita al vampiro, esta bastante desaprovechado. Quizás una reflexión sobre la guerra atada al mal del vampirismo hubiera subido el interés de la trama, pero sería pedirle demasiado a un producto sobre todo alimenticio, aunque por desgracia no consiguió recaudar los dividendos que a la Columbia le hubiera gustado. Su fracaso comercial y crítico echó más leña al fuego de la carrera de Bela Lugosi.

12 “Gooble gobble, one of us!”:

emisucio dijo...

Que pasada de peli tio, esta es facil de conseguirla? joder la reseña es fantantisca y me han entrado unas ganas de verla que no veas, juntar a Bela lugosi como dracula y al hombre lobo es un acierto, me encanta esa epoca,

un abrazo

Igor Von Slaughterstein dijo...

En efecto puedes conseguirla facilmente en el pack "Los Grandes Clásicos del Terror" de L´atelier 13 ;) que ya tienes en tiendas.

Enlace: http://www.zonadvd.com/modules.php?name=News&file=article&sid=15929

Saludos!!

El Abuelito dijo...

Como puede figurarse, este es de los títulos venerados en el Desván, el Drácula meets the Wolfman que nunca rodó la Universal. El caso es que cuanto más cine de terror clásico se degusta, más se aprecian estos destarifos decadentes. Queda una atmósfera muy bonita, reconocible para todos los fans, una mezcla con elpunto justo de desvergüenza, Tío Bela tan venerable como en sus mejores tiempos... En fin, lo que yo llamo una joyita. Claro que a lo mejor tengo el paladar ya estragado de tanta antigualla. Porque repito, a mí me parece de lo más recomendable, sin llegar alas cotas de un John Brahm, pero superando concreces, por más cariño que les tenga, las películas de terror de PRC o Monogram.
Bravo por la iniciativa, quermos ver todas sus reseñas del fabuloso pack. Para no repetirnos, en el Desván optaré por otras y remitiré a su blog a los curiosos.
Viva por siempre el Tío Bela. Viva.

Dr. Eric Vornoff dijo...

Excelente reseña y una película a la que le tengo muchas ganas.
Un saludo.

Cine Ediondo dijo...

Buena película, esta yo la encontré por suerte en un supermercado, a precio de huevo, no dude en pegarle el manotazo al instante, cuando uno ve a Lugosi y el hombre lobo en la portada ya es sinónimo de diversión y no hay que pensarlo dos veces.

Saludos

Don_fofo

Ariel Luque dijo...

La apunto a mi lista de clasicos para ver. Excelente reseña...como siempre. Un abrazo!

Ariel.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No la conocía, así que apuntada queda. No soy un especial fan de los crossovers, pero este parece ser interesante.

Saludos ;)

Belknap dijo...

Buenas, buenas estimado don Igor, muy bueno lo suyo, si señor, a esta joyita no recuerdo haberla visto, y junto a muchas mas es un material necesario de ver, un saludo.

Nuria "iluvendure" dijo...

Cada vez que exploró mas esto de los blog, encuentro mas sorpresas agradables como Haunted House. Enorabuena a su creador.

Jorge - cinenovedades dijo...

No la he visto. Por lo que comentas, si bien no es ni por asomo lo mejor de Bela Lugosi, vale la pena echarle un visionado.
Excelente reseña!
Saludos!

La abadía de Berzano dijo...

Pues como bien dices, una película muy simpática y bastante mejor que lo que cabría esperar en un principio.

Por si alguien esta interesado, y con permiso de Igor por el pedazo de spam, mi reseña de la película en cuestión:

http://cerebrin.wordpress.com/2007/12/18/the-return-of-the-vampire/

Anónimo dijo...

An great settle of shoes, perhaps not god willing the most magnificent, not are commonly, nor is the brand moniker, still it capability carry people to peregrination our world, Christian Louboutin Outlet
one you can peculate pleasure in the happiness shoes won't fit, it is possible that sought-after,yet the injured indeed.Asics Shoes Australia
An enormously state of affairs you may get encountered, walked throughout in candid of the show cabinets in countless types of shoes you can get a load of stunning, no way to settle on. The achieve value is at once isn't in point of fact fair, like costly, comfortable forecast mould, feel good-looking individuals regard as old-fashioned ... so that they are line enthusiastic surrounding simply difficult. Pick to, finally unequivocal on a pair, erosion a join of shape foot fray, or not a fate to suit their clothes,Christian Louboutin Shoes
the superlative habit to try on this time? To agree to up'd sort of raw to necessity to wear?