lunes, 12 de enero de 2009

LA MARCA DEL VAMPIRO [Mark Of The Vampire] (1935) De Tod Browning


Continuamos con el remake de la anterior "London After Midnight". Al amparo del éxito de ”Drácula” y con ánimo de conseguir una importante suma de dividendos la Metro Goldwyn Mayer reunió de nuevo a Tod Browning y a Bela Lugosi en un proyecto de horror vampírico, cinco años después del bombazo que habían conseguido con “Drácula”, el film inaugural del terror en el cine americano. Cambiaron los nombres de los personajes y algunos detalles de la trama, pero la historia es en esencia la misma que los afortunados espectadores de “La Casa del Horror” habían disfrutado siete años antes. Ya un film de Browning y Chaney había sido objeto de un remake anteriormente ("The Unholy Three") solo que en ese caso el director de la segunda versión fue Jack Conway.
La misteriosa aparición de un vampiro y su hija en el castillo de un remoto pueblo de Europa tiene aterrorizada a la comunidad. El Conde Mora (Lugosi en el papel que mejor sabía hacer) y su hija Luna (la fascinante Carroll Borland, a la que dedicamos este especial hace algunos meses) son conectados con el asesinato años atrás de un famoso hacendado de la zona. El inspector Neumann (Lionel Atwill, en otro papel de los que podía hacer dormido) y el Profesor Zelen (Lyonel Barrymore haciendo las veces de Van Helsing) investigan el asunto con la ayuda de una joven afectada por el ataque de los vampiros (Jean Hersholt, la típica víctima). Pero nada es lo que parece y el sorprendente final pondrá las cosas en su sitio.

Es una joyita de aire decadente y con ese amor por el detallismo macabro de Browning que deja buen sabor de boca, a pesar de que durante todo el metraje es imposible sustraerse a la sensación de “deja vu” que hace que parezca que estemos viendo un remake de “Drácula” en lugar de “London After Midnight”. Pueblo europeo con lugareños supersticiosos que entregan cruces a los extranjeros, vampiro que sale de noche atacando a una chica indefensa a la que va poco a poco debilitando, un petimetre novio de la chica que no cree en los chupasangres, un profesor anciano y afable experto en ocultismo que se enfrentará a la amenaza, etc… Pero la trama se sustenta por esos detalles atípicos tan logrados (la sugerencia lésbica de los ataques de Luna hacia el personaje de Hersholt) y el cómico final sorpresa que deja lugar incluso para la autoparodia en el caso del Sr. Lugosi, que según dicen no estaba muy contento con la explicación racional del desenlace, pero que imprimió un genial sello de humor a su última intervención en la cinta. Otras escenas de gran calado son las concernientes a las apariciones de la Borland en su inquetante papel, especialmente la escena en la que la vemos volando con unas enormes alas de murciélago -y que como sabéis adorna la cabecera de este blog-. Este momento requirió que la actriz fuera izada con una barra metálica adherida a su cuello y espalda, y costó unas tres semanas conseguir que el efecto resultara creible.

Por desgracia, gran parte de la culpa del resultado final se explica debido a que la cinta sufrió censura y su metraje fue reducido de 75 a 60 minutos, parece ser que para aligerar la sugerencia incestuosa que Browning había establecido entre el Conde Mora y su hija. La historia oculta que nos escamoteó el tijeretazo, concierne al origen sobrenatural de la transformación de los dos vampiros. La idea era que Mora y Luna tuvieron relaciones incestuosas -o al menos lo pretendieron- y eso provocó la maldición que sobrevino tras sus muertes, después de que Mora matara a su hija y después se suicidara. Cuando la Metro obligó a Browning a borrar toda referencia a esta malsana relación entre familiares, mucha gente se pregunta el origen de esa extraña cicatriz sangrante que luce Lugosi en la sien, sin saber que es el agujero del disparo que se practicó el mismo a consecuencia de sus actos. El caso es que las primeras copias listadas en los primeros pases aseguran que la versión original duraba 80 minutos, lo cual justificaría el hecho de que algunos actores listados no aparezcan en la copia final, habiendo sido sus personajes completamente eliminados.

En definitiva una película entretenida, quizás no tan magnífica como cabría esperar viendo sus artífices, pero cuyas posibles carencias son perdonadas debido a que el estudio no dejó a Browing libertad para hacer lo que realmente deseaba -las mareas estaban un poco revueltas tras el fracaso y escándalo provocado por "La Parada de los Monstruos"-. Y así y todo resulta un film muy satisfactorio en lineas generales, y yo opino que el anticlimático final es perfecto como colofón a la parodia.

7 “Gooble gobble, one of us!”:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Tengo en mi posesión la anterior de Lugosi, pero esta ni tan siquiera la he visto. La verdad es que estas cintas, problemas con los productores a aparte, no han envejecido nada bien, y la teatralidad gestual de Lugosi las hace aún más arcaicas.

Saludos ;)

cerebrin dijo...

Muy de acuerdo con tu opinión. La verdad es que en su desarrollo, se nota bastante que hay cosas que no encajan muy bien, debido a los tijeretazos. De todas formas, solo por la presencia de Lugosi, y la sobresaliente interpretación de la Hersholt merece muchísimo la pena. Y es que un Browning, siempre es un Browning... ;)

Andres Pons dijo...

Gran realizador y por desgracia este filme no la e visto.

emisucio dijo...

Que clasicazo tio una de las peliculas mas grandes que visto jamas, BELA en pleno extasis vampiresco una maravilla, por cierto tio muchas gracias xel aviso de THE GORGON que ganas tenia ya de verla en dvd ^_^

un abrazo

BUDOKAN dijo...

Aprovecho para dejarte saludos y un Feliz año!

Igor Von Slaughterstein dijo...

-Asi es, Emisucio!! Al fin "The Gorgon" en España. De no ser porque la vi en el Festival de Cine Fantástico de Málaga hubiera permanecido inédita para mi.

-Igualmente, Budokan ;)

Belknap dijo...

Estimado Igor, las veces que vi esta pelicula siempre me resulto entretenida y bastante buena, Lugosi, como siempre, realizando una actuacion muy buena, y ni hablar de la Carroll Borland que su interpretacion esta tambien muy buena; muy buen trabajo el suyo, un saludo y espero ansioso un nuevo posteo.