martes, 6 de enero de 2009

LA CASA DEL HORROR [London After Midnight] (1927) De Tod Browning


Nos encontramos ante el santo grial de las películas mudas perdidas. Ahora que hace unos meses surgieron unos curiosos rumores sobre la aparición de la mítica "London After Midnight" en algún ignoto rincón del sur de America -sin pruebas, como de costumbre-, es bueno recordar algunos de los factores conocidos e historias bizarras sobre esta deseada cinta. Nada menos que una intriga detectivesca con toques de horror dirigida por los dos máximos impulsores del género de terror cinematográfico: Lon Chaney, uno de los mejores actores de la historia del cine y Tod Browning, el director de fenómenos siniestros y atmósferas enrarecidas.

El título original era "The Hypnotist", y así se ve en algunos carteles de avance. La trama nos presentaba al inspector Edward Burke (Chaney), el cual elabora una complicada pantomíma en una mansión aristocrática para desenmascarar al asesino de un rico hacendado. Se disfraza de vampiro y aprovechándose del miedo y lá superstición, desenmascara al asesino mediante hipnosis. Se supone que bajo los efectos de la misma, el culpable reconstruirá lo que hizo el día del crimen y se desvelará a si mismo. El detalle del disfraz no lo descubrimos hasta el final, porque durante toda la película suponemos que el vampiro (y su supesta hija, la cadavérica Luna) son reales. Al final, capturado el asesino, se nos desvela toda la tramoya teatral que ha conseguido engañar al culpable.

El director y su estrella

Es posible que los toques vampíricos incluidos en la historia, se debieran al reciente éxito en Broadway de la versión teatral de "Drácula", y resulta curioso descubrir hoy en día, que esta fue tan solo la segunda película de la historia en incluir el vampirismo como parte principal de la trama -siendo la primera, obviamente, la famosísima "Nosferatu"-. La popularidad de la cinta fue también notoria, y se dice que fue exhibida numerosas veces ese año, aunque los críticos no fueron unánimes en los parabienes, pues algunos comentaron que a pesar de un arranque prometedor la película se desinflaba en su tramo final. Y eso a pesar de destacar la magnífica interpretación de Chaney, cuyo papel "vampírico" añadía un toque bastante siniestro a lo que en un principio era un enredo de intriga sin demasiadas pretensions. Otra de las curiosidades de la proyección de este film, es el hecho de que posiblemente fue una de las primeras películas (si no la primera) en ir acompañada por una banda sonora grabada en disco, en lugar del habitual acompañamiento musical. Fue estrenada el mismo año que "El Cantor de Jazz", primera película sonora, por lo que los estudios comenzaban a probar otras vías sonoras para hacer más atractivas sus producciones.

¿Por qué no podemos disfrutar hoy en día de este filme? Habría que echarle la culpa a la precaria calidad del celuloide primitivo y a una mala organización de los almacenes en los que los estudios archivaban su material. Hay incontables películas perdidas, pero esta es especialmente deseada por ser una colaboración inédita entre dos maestros como Chaney y Browning (autores de ocho obras maestras tenebrosas entre 1925 y 1928). La productora no conservaba el negativo de rodaje. Según parece el último registro fiable de su existencia consta en un inventario de la Metro Goldwyn Meyer de 1965, donde se informa de que se encuentra una copia en el almacen número siete de esos estudios. Por desgracia, dicho almacen ardió en 1967, perdiendose el rastro de la única copia que quedaba.

Por supuesto el status de esta película perdida es de completa leyenda. El coleccionista de memorabilia fantástica Forrest J. Ackerman -al que hace poco homenajeamos por su reciente fallecimiento- fué uno de los pocos privilegiados que pudieron verla de jóvenes y aseguró que era una obra maestra. Se dice que Chaney deformó sus ojos con alambres para tener el aspecto del vampiro (por cierto homenajeado por Tim Burton en el Pingüino de su "Batman Vuelve"). Por lo visto el personaje de Chaney provocó un asesinato real. Un loco llamado Robert Williams se sintió poseido por el vampiro de "London After Midnight" y mató a una criada irlandesa. Hubo relatos en los años setenta de que copias de un video pirata de la película circulaban por algunos círculos. Y por supuesto se sigue rumoreando hoy en día que algunos coleccionistas privilegiados tienen copias en su poder y nunca las entregaran para no perder una rareza tan buscada.


En fin, actualmente solo nos queda una reconstrucción a base de fotografías del film editada en DVD en América y comentada por el historiador Rick Schmidlin. Pero al final, la mejor opción para hacernos una idea de como era esta pelicula es visionar "La Marca del Vampiro", su remake, también dirigido por Browning y con protagonismo de Bela Lugosi, que muchos de los que vieron la obra perdida, aseguran que la supera. Hablaremos de ella en una próxima entrada.

11 “Gooble gobble, one of us!”:

El Abuelito dijo...

¡Otro año más que se la he pedido a los Reyes Magos y no me la han traído! Y van ya unos cuantos...
Maravillosa entrada (y qué decir de la foto del director y su estrella).

tokig dijo...

- Esta película o su version en fotografías la baje hace poco, le echaré un vistazo...felicitaciones por otra gran resena..

saludos

La abadía de Berzano dijo...

¿Lograremos algún día poder verla? Ojalá que esa noticia de la localizacón de una copia en Argentina sea verdad...

Jack Shadow dijo...

gran post, acabo de colgar la versión de fotografías online en el blog ;)
http://lacimadelarealidad.blogspot.com/

Ariel Luque dijo...

No la he visto porque no la he conseguido aún. Espero hacerlo en algun momento! Excelente post amigo Igor y te deseo un buen 2009! Un abrazo enorme!

Ariel

Jorge - cinenovedades dijo...

Excelente post! Muy completo el informe sobre esta obra aparentemente perdida. Cuando comentaste en la reseña que se provocó aparentemente un asesinato en la realidad, me hiciste recordar aquel muchacho que luego de ver "La Pasión de Cristo" de Mel Gibson, se fue derecho a la policía para declararse culpable de un asesinato cometido unos años atras. Supuestamente fue motivado por las imágenes de la cinta. Increíble!
Saludos!

darkerr dijo...

Por lo pronto voy a ver aquel remake, ya me harè idea de la gran pelicula que se ha perdido, a ver si este año se da la sorpresa y aparece milagrosamente. Saludos¡¡¡

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Quizás con el tiempo aparezca alguna copia, y por muy maltrecha que esté, las nuevas tecnologías puedan restaurarla para así disfrutar de ella.

No hay que perder la esperanza.

Saludos ;)

Kike dijo...

A mi el final de "La marca del vampiro" me resulta deprimente. Con ese aspecto aterrador que tiene la vampiresa y al final SPOILER es todo un truco... ¡¡Venga ya!! FIN SPOILER

Conocía la leyenda de "London after midnight", lo que no sabía es lo del gilipollas ese que jura tenerla. A ver si le descubre alguien de una vez y nos dejamos de chorradas.

Fantomas dijo...

Creo haber escuchado en alguna ocasión algo acerca de esta película, pero nunca había dimensionado la importancia que tenia. Excelente post, y trataré de buscar el remake para hacerme una idea de que nos estamos perdiendo.

Saludos.

Belknap dijo...

Estimado Igor, hara cosa de unos años sacaron de London After Midnight una version con los fotogramas que quedaron, ni bien pueda le echare un ojo, buen articulo el suyo, un saludo.