miércoles, 4 de febrero de 2009

OBRAS MAESTRAS DEL TERROR (1960) De Enrique Carreras


La primera adaptación de renombre en lengua española sobre la obra de Poe, no podía venir más que de Narciso Ibáñez Serrador y su legendario padre Narciso Ibáñez Menta, ya que ambos fueron de los pioneros en introducir el horror como género en el mercado hispano. Este absorbente film, imperfecto en algunos momentos pero rabiosamente fascinante en su mayoría, surgió en primera instancia como una versión cinematográfica de la serie del mismo nombre que ambos artistas, padre e hijo, llevaban realizando en Argentina con el mismo título. El éxito propició su realización, permitiendo a Serrador perfeccionar tres adaptaciones de Eggar Poe que ya había llevado a cabo en dicha serie y que más adelante volvería a revisar en España dentro de sus “Historias Para No Dormir”, en algunos casos con otros actores y ambiente, pero con los mismos guiones. Serrador es acreditado como Luis Peñafiel en el guión y en este film se desdobla, ejerciendo también de intérprete, pues le vemos en un papel muy agradecido en el episodio final. No obstante y como no podía ser de otra forma, Ibáñez Menta se lleva el protagonismo absoluto de los tres cuentos, demostrando su amplitud de registros -y su habilidad para el maquillaje-, en tres roles muy diferenciados.

Es una pena que esta película haya permanecido inédita en nuestro país hasta noviembre del año pasado, en que fue al fin recuperada en un festival salmantino y después gozosamente editada en DVD. La importancia histórica del film es incalculable, siendo el germen de las maravillosas “Historias Para No Dormir” y uno de los escasos documentos que quedan de la labor en Argentina de Ibáñez Menta. En cuanto a la trama en sí, una débil línea argumental –una criada que lee un libro con los tres cuentos-, nos introduce en la recreación personalísima de tres joyas del genio de Boston. “El Caso del Señor Valdemar” es quizás una de las más fieles al original literario, en la que Menta interpreta a aquel hipnotizador que jugó a detener a la muerte en el cuerpo de uno de sus discípulos, condenándolo a una muerte en vida mucho más horrible. Algunos de los aportes de la adaptación se refieren a las actividades del magnetizador en un manicomio, virtuosamente rodadas por un Carreras que sabe dar el toque de tenebrismo y agilidad necesarios para levantar la historia. De hecho, ¿Fue Carreras realmente el director? Hay rumores de que Menta y Serrador pudieran haber sido los verdaderos artífices también detrás de las cámaras. La verdad nunca la sabremos, pero yo opino que, si no fueron ellos los directores, es evidente que tenían las cosas más que claras como para influir de forma amplia en las decisiones del verdadero realizador. Además, la posterior versión de este mismo libreto en “Historias Para No Dormir” no difiere en exceso de lo que se nos presenta en “Obras Maestras del Terror”, salvo quizás en un toque aun más teatral.

La versión de “El Tonel de Amontillado” es quizás la que más libertades se toma con respecto al cuento original, o más bien habría que decir que se trata de un buen enriquecimiento de la trama. Nunca sabemos en la historia de Poe cual fue la culpa del emparedado Montresor que le hiciera merecer tan horrible destino, pero Serrador desarrolla un argumento de celos y adulterio –de raiz muy pulp y de comic al estilo EC-, como verdadero motor de la espantosa historia del “…Amontillado”. Ibáñez Menta vuelve a estar espléndido en su papel del triste y a la vez implacable viñatero cuyo matrimonio es sacudido por la visita de un buhonero interpretado por Carlos Estrada. Parece ser que Estrada demandó a la productora porque según su contrato, su nombre debería haber aparecido como de estrella absoluta en el reparto. Y siguiendo con los actores, hay que decir que en la posterior versión de “Historias Para No Dormir”, Antonio Casas sustituye a Ibáñez Menta en el papel del viñatero y realiza una interpretación magnífica, que en mi opinión nada tiene que envidiar a la de un gigante como su predecesor.

Cierra la película “El Corazón Delator” que contiene algunos de los elementos más apreciables de toda la función. En primer lugar tenemos de nuevo a un soberbio Ibáñez Menta, que desarrolla en esta ocasión un rol mucho más caricaturesco sin dejar de lado la inquietud ni el carisma tenebroso que require. El arisco relojero es una puesta al día del no muy desarrollado “Viejo”, al que alude Poe en su relato –ojo de cristal incluido-, pero a la vez toma prestado muchos elementos de varios personajes “Dickensianos”, especialmente el Fagin de “Oliver Twist” y, sobre todo, el tacaño Scrooge de “Cuento de Navidad”. A su lado, el propio Ibáñez Serrador interpretará a su sobrino, un joven amable y generoso que regresa junto a su tío tras haber estado mucho tiempo ausente, y que al final guarda muchas sorpresas inesperadas que desembocarán en el fúnebre final de la pieza. Es quizás las más lóbrega de todas ellas y por eso la realización carga las tintas en los claroscuros y las sombras que se mueven por una casa en la que no paran de oírse los inquietantes relojes. Es de destacar como Ibáñez Serrador aprueba con nota en un papel que podría habérsele escapado de las manos. Y otra curiosidad concierne a uno de los elementos del misterio que incluye la trama. Sin querer incluir “spoilers”, es curiosa la inclusión de un personaje perturbado que se dedica a corregir las “imperfecciones” de la naturaleza. Un guiño que a mi siempre me ha recordado al asesino de “La Escalera de Caracol”, ese magnífico film de suspense con toques terroríficos.

En definitiva un episodio redondo y que sirve de perfecto climax a un film imprescindible para fans de dos maestros del terror hispano y para todos los quieran dejarse llevar por algunas de las mejores adaptaciones de Poe jamás realizadas. Dos años después, Roger Corman realizó "Historias de Terror", también con tres cuentos de Poe y que sospechosamente guarda cierto parecido con el film que nos ocupa. De todo ello hablaremos en una próxima entrada.


14 “Gooble gobble, one of us!”:

Estefanía dijo...

DespuéS de todo lo que cuenta, voy a tener que meterle una mano buena al Poe y sus adaptaciones cinematográficas!.

PD : pechá enlaces chulos que tienes :D.Tendré que curiosear xd.

Un saludo!

Estefanía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Estefanía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Estefanía dijo...

Weee !!!

En efecto,el tema de los Doppelgänge da para mucho,tanto en la literatura como en casos famosos del fenómeno.
De hecho, al final de la Segunda Guerra Mundial, se rumoreaba que las fuerzas soviéticas hallaron un cadáver muy parecido a Adolf Hitler cuando entraron en Berlín..

Pase usted y participe en la votación !

Un saludo

MarioBava dijo...

En un festival salmantino ????...que festival ????....xddddd, soy de alli y no me he enterado de que haya habido un festival...

darkerr dijo...

Otra joyita redescubierta, que grande es la obra basada en Poe, yo me habia quedado en Corman, que limitado.

Igor Von Slaughterstein dijo...

"En un festival salmantino ????...que festival ????...."

Concretamente el festival Pata Negra, en Guijuelo. Como se lee en esta noticia:

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/10/31/cultura/1225465852.html

;)

Andres Pons dijo...

Me voy a tener que poner a buscar la obra de poe en cines.

cerebrin dijo...

Sin duda, una pequeña gran joya del cine de terror. Por cierto, comparto contigo la opinión del parecido que guarda esta adaptación de "El caso del Sr. Valdemar" con las dos posteriores que realizara Chicho en España para "Historias para no dormir".

Aprovechando y si no te importa, dejo el enlace a la reseña que escribí de esta película hace un par de años:

http://www.pasadizo.com/peliculas2.jhtml?cod=910&sec=1

Vivaldo Moore dijo...

Es probable que Chicho haya tenido algo que ver con la dirección de "Obras...". Carreras, un artesano excesivamente prolífico con una filmografía enorme, nunca volvió a demostrar tanta habilidad en su narración.

Pero, por otra parte, no es cierto que "Obras..." sea "uno de los escasos documentos que quedan de la labor en Argentina de Ibáñez Menta". Don Narciso filmó en este país 23 películas, en la mayoría de las cuales fue el protagonista. Lo que sí se perdió, desgraciadamente, por culpa de la negligencia de los canales, fue el registro de los programas de terror que realizó para la televisión; títulos míticos para los argentinos como "El hombre que volvió de la muerte", "El muñeco maldito", "Un pacto con los brujos", "Sátiro", "Obras maestras del terror", etc.

Belknap dijo...

Buenas, buenas,genial articulo el suyo, genia, genial, siiiiiiiiiiiiiii, una maravilla, me gusto mucho; si habre visto y disfrutado con esta pelicula, Narcizo Ibañez Menta era un señor actor, personalmente creo que a esta pelicula la dirigio Narcizo Ibañez Menta, y lo unico que dirigio Carreras fueron los segmentos de la sirvienta, pero nunca lo sabremos, por ahora. Un saludo.

Igor Von Slaughterstein dijo...

Señor Vivaldo Moore, tiene usted toda la razón. Tendría que haber especificado que los "escasos documentos" de Ibañez Menta en Argentina se refieren mayormente a su labor televisiva. Por otro lado admito que tengo pendientes aún esas 23 películas sobre las que he leido mucho pero a las que no he podido acceder aun.

Sería estupendo que Vellavisión siguiera con su ciclo Ibañez Menta y edite en España algunas de estas maravillas. Y si puede ser en pack, mejor. ¡Por soñar que no quede!

El Abuelito dijo...

Acaba de salir en DVD, lo habrá visto, la serie completa de nueve episodios "¿Es usted el asesino" de Ibáñez Menta... cuyas Obras mestras del teror es película de aire nmuy clásico y que se deja ver con sumo gusto... enhorabuena de nuievo por este especial Poe...

Jorge - cinenovedades dijo...

Narciso Ibañez Menta fue un genio, sin lugar a dudas. Palabras mayores. Mucho me falta ver sobre adaptaciones de Poe, ya va siendo tiempo que me ponga al día.
Muy buen artículo.
Saludos!