viernes, 27 de marzo de 2009

"LOS MUERTOS ANDAN" [The Walking Dead] (1963) De Michael Curtiz


A un hombre inocente le tienden una trampa una banda de gansters y es ejecutado en la silla eléctrica de forma injusta. Pero un “mad doctor” le dará una oportunidad para vengarse. Esa es, en líneas generales, la sencilla trama argumental de “Los Muertos Andan”, un esfuerzo de la Warner por capitalizar el horror fílmico que en aquella época seguía en manos de la Universal. Al igual que ocurrió décadas después con las “rivales” Hammer y Amicus, tenemos en este caso un primer ejemplo de “explotation” que usaba una estrella de la casa enemiga, por así decir. Nada menos que Boris Karloff –que en esta época rompía contrato con la Universal- acepta un escindido papel protagonista y se pone en las manos del excelente realizador Michael Curtiz, el cual aun no había rodado “Robin de los Bosques” ni “Casablanca”, pero ya nos había regalado algunas perlas del género como “Doctor X” y la primera versión de “Los Crímenes del Museo de Cera”, ambas con Lionel Atwill y Fay Wray derrochando carisma macabro. Curtiz había co-escrito el quión de “The Walking Dead” pensado en el mismo Boris, así que no es de extrañar que nos encontremos homenajes a “Frankenstein” por todas partes, empezando por ciertos toques del maquillaje de Karloff y, sobre todo, la escena de resurrección en el laboratorio, en la que ni siquiera falta que el científico loco, que aquí responde al nombre de Dr. Beaumont, exclame el consabido: “It´s Alive!” . No obstante, el film tiene una personalidad propia y resulta un entretenimiento de verdadero lujo para amantes del cine en general y del terror americano años 30 en particular. Cualquiera sentiría una punzada de emoción en aquella época cuando escuchó en la radio el siguiente mensaje publicitario:

“¡S-H-H-H-H! KARLOFF Se aproxima… Karloff, el Rey del Horror, en su más colosal obra maestra: ¡The Walking Dead! ¡Contemple como un hombre muerto regresa a la tierra de los vivos para vengar su propia muerte! (…) Hará que su carne cruja. ¡Provocará que su cabello se vuelva de acero!”

Resulta muy interesante la fusión que hace Curtiz en este film entre el “film noir” y el horror fílmico, ya que los primeros minutos de la trama desarrollan una ambientación y una trama más propias de los grandes clásicos del género negro que del terror tal y como se estaba construyendo en aquellos tiempos. No olvidemos que la propia Warner se estaba haciendo de oro por entonces con los clásicos protagonizados por Cagney, Bogart y demás iconos. La presencia en el film que nos ocupa de esos gansters, seres sin escrúpulos en colgarle a un hombre apacible el muerto (nunca mejor dicho) del asesinato de un prestigioso juez, así como los procesos policiales subsiguientes, eran prácticamente inéditos en el tipo de cine que nos ocupa, más habituado a cargar las tintas en las resurrecciones de ultratumba o los decorados siniestros que en un tono más cercano a la realidad de la América post-gran depresión. Escenas como la terrible caminata de Karloff, siendo ya un reo de muerte, hacia su destino en la silla eléctrica contienen un sub-texto anti-pena de muerte que quizás algunos directivos de Hollywood no supieron ver en su momento. Lo cierto es que dentro del propio equipo del film había una división de opiniones sobre la pena capital, siendo Karloff uno de sus principales detractores y cierto es también que los periódicos sí captaron el debate de la película y le dedicaron algunos artículos a dicha controversia. ¿Estamos ante un primer ejemplo de “obra de terror protesta”? No necesariamente. A pesar de cierta pincelada social como la que hemos comentado o ese arranque más deudor de Dashiell Hammett que de Mary Shelley, lo cierto es que los aficionados al terror clásico tenemos también motivos más que suficientes para pasar un buen rato. No es “Los Muertos Andan” una joya capital del género –en su contra juega quizás el pertenecer a una década que dio vida a obras mucho mejores que ella-, pero todo en ella funciona al más alto nivel y es por ello injusto que se la desprecie a veces como “una de serie B más” o un producto “para completistas de Karloff”, a pesar de sus muchas virtudes.

“Los Muertos Andan” fue uno de los primeros films que contaron con una novelización, en este caso en el magazine “pulp” “Movie Action Magazine” (Julio de 1936) y escrita por John L. Chambliss.

Además de la genial interpretación de la estrella del film, Curtiz consigue jugar con elementos sobrios pero efectivos. Momentos como la mencionada escena de resurrección del protagonista son rodados con un virtuosismo que consigue mantenerte pegado a la pantalla mientras se entrecruzan planos de descargas, electrodos, conmutadores y el hierático rostro de Karloff (que aquí luce su típica apariencia cadavérica acompañada de un siniestro mechón blanco en el cabello). Hay quien ha querido ver en este film un precedente de los “Frankensteins” de la Hammer y es cierto que hay cierta mezcla de horror descarnado y poética melancólica en el personaje que nos regala Boris. Sus ansias de venganza se mezclan de forma armónica con la personalidad amable que demostró en el arranque del film –una trama típica de los films de Terence Fisher al respecto-, y además es un músico que recuperará parte de su vida anterior gracias a las notas de un instrumento (el piano en este caso), igual que le ocurría a la desdichada criatura de “Frankenstein y el Monstruo del Infierno” con su violín. Una escena inolvidable sobre la que pivota toda la trama del film de Curtiz, sería el momento en el que el personaje de Karloff –ya redivivo- interpreta una pieza al piano para deleite de un público ignorante y entre el que se encuentran los delincuentes que le enviaron a la muerte. La mezcla de la música junto a las terroríficas miradas de Boris a todos y cada uno de los culpables, podían mandar en la época verdaderas oleadas de terror no solo a los gansters, sino también a los espectadores de cine. Por cierto, la estrella realmente sabía tocar el piano y como anécdota hay que contar que el señor Karloff se sintió especialmente ofendido por un comentario sobre el film publicado en el “New York Times”, en el que el crítico Frank Nugent señala a Boris como un mal pianista.

Todos estos momentos, junto a la trepidante escena final en el cementerio –que contiene un diálogo final magistral-, elevan a “Los Muertos Andan” muy por encima de otras propuestas de temática similar que se rodaron en la época y en posteriores años, por lo que sin duda merece un respeto y un revisionado.

___________________________________________

Y encima resulta que otro de mis blogs de referencia, la genialísima Abadía de Berzano me ha otorgado otro reconocimiento bloguero. Nada menos que el premio "Dardos" que según parece se concede “como reconocimiento de bienes culturales, éticos, literarios, y valores personales transmitidos en forma de escritura creativa y original. Estos premios fueron creados con la intención de promover la confraternización entre los bloggers, como forma de gratitud por el trabajo que añade valor a la Web.” ¡Ahi es nada! Muchísimas gracias y ahi van mis cinco premiados :

EL BLOG DEL SEÑOR PONS
PODER FRIKI
DIMENSIÓN FANTÁSTICA
HORAS DE OSCURIDAD
PAURA EXPRESS

13 “Gooble gobble, one of us!”:

Kike dijo...

Gracias, gracias.

Quiero dedicar este premio a todos los niños pobres del globo, a los que em han apoyado, a mi madre, a mi padre, al vecino del quinto y la sociedad secreta de los Amantes de Satán.

Sin vosotros, este sueño jamás habría sido posible. Y os recomienda salir del edificio antes de cinco minutos por que acabo de activar una bomba de neutrones en algún lugar de este auditorio.

Andres Pons dijo...

Muchisimas gracias.
Es un gran placer ser premiado por este gran blog.

Hombre Lobo dijo...

Me honra usted, don Igor. Y aprovecho esta ocasión para corregir una falta anterior y añadir su enlace.

Un gran saludo.

cerebrin dijo...

Muy de acuerdo con tu observación. "Los muertos andan" esconde más valores de los que en un principio se pudiera pensar a tenor de la displicencia con la que suele ser despachada.

Un saludo.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

La conocía por Karloff, pero la verdad es que no la he visto. Bueno, yo en materia de terror añejo ando algo escaso de conocimientos. Por eso viene bien pasar por esta casa y nutrirse un poco.

Saludos ;)

el viajero impresionista dijo...

Te felicito por el reconocimiento. De paso echaré un vistacillo a tus premiados. Interesante película tipo"músico vuelve de la muerte para vengarse".

Horror dijo...

Muchas gracias Igor. Me alegra de verdad que venga de parte de un blog tan genial y que ademas suelo visitar a diario. Un saludo!

MarioBava dijo...

Aunque a mi esta pelicula no me gusta le doy la Enorabuena por su magnifica critica...Curradisima como siempre...

Jose

El Abuelito dijo...

Que sepan todos ustedes que está en la mula con subtítulos en castellano!! Gran reseña de una de las mejores de Karloff post-Universal. Aunque mis preferidas de esta época son The devil commands y Black friday... pero es que Curtiz es mucho Curtiz!

Fantomas dijo...

Esta película solo la conocia de nombre. Trataré de buscarla. Por lo pronto, felicitaciones por tu premio.

Saludos!

Quimerico Inquilino dijo...

Me quito el sombrero ante tu reseña. Esta peli es una de mis asignaturas pendientes, gracias.

Ah! Y enhorabuena por tu nuevo reconocimiento, ¿y van...?

Un saludo, compañero!

darkerr dijo...

Felicitaciones por el merecidisimo premio. Sobre la pelicula, no la he visto pero he quedado maravillado por el impresionante articulo, muy bien informado. Sin duda voy a buscar este titulo para su buen vistazo. Saludos¡¡

聖諭 dijo...

賞鯨,花花論壇,大學,裕元花園,棉花田,汽車旅館,汽車旅館,風林火山,火影忍者,千葉火鍋,冰火天堂,火狐,火柴,台鐵,火影,火影忍者,火車票價,賣火柴,火車訂票,火影,火車,火線特戰隊,火影忍者,籃球火,螢火蟲,火影忍者,遊戲,煙火,火鍋店,火狐,林依晨,阿里山,小火車,烈火雄心,籃球火,火影忍者,火車票,板橋,台鐵,神奇寶貝,火影,吃到飽,火之舞,火鳳三國,籃球,火鳳燎原,集集火車站,石頭火鍋,鍋大爺,防電磁波,電磁波,機油,油價查詢,加油站,中油,中油油價,中國石油,新聞,油漆,油壓,國際油價,中國石油,油飯,菊花,三酸甘油脂,指油壓,指甲油,魚油,油飯,奶油獅